Inicio Jurisprudencia Notificaciones
Banner
 

Notificaciones

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Domicilio constituido.

El domicilio legal subsiste a todos los efectos legales en tanto no se constituya uno nuevo (cfr. art. 21 dec. 1759/72 reglamentario de la ley 19.549 y art. 42 C.P.C.C.N.). En consecuencia, deberá desestimarse el recurso tendiente a   invalidar una notificación aduciendo haberse realizado en un domicilio erróneo, si el escrito en el que consta el nuevo constituido fue presentado con fecha posterior al acto cuestionado.

C.N.A.S.S., Sala I, sent. 15480, 1.10.91
"GONZÁLEZ de PRIETO, Julia Elena c/ Caja Nacional de Previsión para Trabajadores Autónomos" (D.M.)


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Carta documento.

La carta documento con aviso de retorno regularmente utilizada por los organismos de la seguridad social para notificar sus decisiones, aparece como idóneo para cumplir con la finalidad propuesta. Ello así, en cuanto la tarjeta que devuelve el diligenciador consigna tanto la fecha de recepción por parte del destinatario, como la debida identificación de la actuación administrativa en que se dispuso la medida.

C.F.S.S., Sala I, sent. 78556, 03.02.97 "ZODIACO S.A. c/ D.N.R.P."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Recepción. Validez.

Carece de sustento fáctico la afirmación de no haber recibido la notificación, si de las constancias de autos se desprende que la cédula fue recepcionada por el encargado del edificio, quien manifestó que la requerida vivía allí y, en virtud de ello, se le entregó copia de aquélla. En consecuencia, toda vez que no se planteó la nulidad en los términos del art. 149 del C.P.C.C., debe tenerse por válida la notificación.

C.F.S.S., Sala I sent. int. 45475 -29.12.97

"FRANCALANCIA, ERNESTO c/ A.N.Se.S."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Actos administrativos de

alcance individual.

La ley 19.549 establece que deberán ser notificados a la parte interesada los actos administrativos de alcance individual que tengan carácter definitivo (en el caso, la resolución denegatoria del beneficio de jubilación peticionado), y que dichas notificaciones podrán realizarse por cualquier medio que de certeza de la fecha de recepción del instrumento en que se recibió la notificación. Por ello, encontrándose glosadas en autos las constancias de notificación al interesado y a su apoderado, cuya certeza está dada por la firma de ambos en los respectivos "avisos de recibo" y la fecha en que la misma quedó efectivizada, no es válido que, posteriormente, se pretenda anular la eficacia de tales actos pretendiendo que sólo pudo notificarse cuando expresamente lo hizo el nuevo apoderado en su presentación.

C.F.S.S., Sala I sent. int. 46873 -16.11.98  "COSENZO DE MASO, MARÍA JOSEFA c/ A.N.Se.S"


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

El fin que persigue el libro de asistencia a que hace referencia el art. 133 del C.P.C.C., es comprobar que el expediente no estaba a disposición de los interesados, por lo que una hermenéutica correcta de dicha norma autoriza a incluir entre las personas que pueden realizar dicha diligencia a los letrados patrocinantes, máxime si se tiene en cuenta que el artículo citado alude a "profesionales" (cfr. C.N.A.Civ., Sala B, J.A. 970-8-439; ídem Sala C, L.L.125-760; ídem Sala D, J.A. 1979-II sínt.; citados por Falcón, Enrique M., "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Anotado - Concordado - Comentado", T.II, pág. 52). (Del voto de la mayoría. El Dr. Díaz votó en disidencia).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99 "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

Si bien cualquiera de los habilitados para hacerlo puede dejar la correspondiente nota, produciendo la prueba requerida por la ley y, por ende, esa constancia es suficiente para que la notificación no opere para ninguno de los litigantes (cfr. C.N.A.Com., Sala E, sent. del 10.02.93, "Flor de Lis S.A:"), la nota dejada por un letrado totalmente ajeno al pleito en el libro de asistencia, no obsta a la notificación automática que regula el art. 133 del C.P.C.C.. Ello así, porque no puede colegirse que cualquier profesional que revise el expediente se encuentre autorizado para irrumpir en la causa dejando una nota, y que de la misma se extraigan consecuencias jurídicas para las partes (cfr. C.N.A.Civ., Sala H, sent. del 26.04.91, "S, E.B. c/ S.J.M.E."). (Del voto de la mayoría. El Dr. Díaz votó en disidencia).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99  "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

Nada permite deducir del art. 133, 2do. párrafo, del C.P.C.C., que sólo los letrados tenidos por parte en las actuaciones sean los únicos autorizados a dejar nota en el referido libro. Al respecto, interesante es recordar lo señalado por el art. 251 del Reglamento para la Justicia Civil, en cuanto dispone que "El libro de asistencia deberá precisar las fechas y las carátulas de los expedientes respectivos y las firmas aclaradas de las personas que lo requieran y de los prosecretarios administrativos, quienes deberán dejar constancia en cada expediente de las notas asentadas ...", pero nada dice respecto a que dichas personas sólo puedan ser los litigantes y/o los letrados tenidos por parte. (En el caso de autos, quien dejó nota era una letrada autorizada por el abogado apoderado). (Disidencia del Dr. Díaz).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99 "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

El fin perseguido por el art. 133 del C.P.C.C. es comprobar que el expediente no se encontraba en letra a disposición de los interesados. Tan es así que se ha dicho que "el requisito de la nota en el libro de asistencia no debe interpretarse con carácter solemne, pues si por cualquier otro medio serio y objetivo se puede acreditar que las actuaciones no se encontraban en secretaría, no se puede interpretar, sin más, que la parte ha sido notificada. Lo contrario sería caer en un excesivo formulismo, y en definitiva atentar contra el adecuado ejercicio del derecho de defensa" (cfr.Fenochietto-Arazi, "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación", T. I, pág. 512). (Disidencia del Dr. Díaz).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99 "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

Si se puede comprobar que el expediente no puede ser compulsado el día de nota correspondiente, debe tenerse por no cumplida la notificación automática. La interpretación restrictiva, que sólo permite justificar la falta de las actuaciones por la firma de la parte o de su apoderado, constituye un excesivo formalismo, al margen del espíritu de la moderna ciencia procesal, que desconoce la realidad de los hechos y que puede llegar a atentar contra el adecuado ejercicio del derecho de defensa (cfr. C.N.A.Civ., Sala B, sent. del 27.10.93, "Pacucci, Jorge Felipe y otro c/ Sánchez de Amuchastegui, Juan José y otros"). (Disidencia del Dr. Díaz).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99 "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Libro de asistencia. Finalidad. Personas autorizadas a dejar nota. Art. 133 C.P.C.C. Interpretación.

Si sólo una de las partes dejó constancia en el libro de asistencia que los autos no estaban en su casillero, no puede considerarse que respecto de las demás haya operado la notificación en los términos del art. 133, 1er. párrafo, del C.P.C.C., puesto que si el expediente no se encontraba en letra para uno de los litigantes tampoco lo estaba respecto de los demás, siendo aplicable en consecuencia la preceptiva contenida en el segundo párrafo de dicho precepto, que reputa no cumplida la notificación (cfr. C.N.A.Civ., Sala B, sent. del 30.11.92, "Britez, Robustiano y otro c/ Fernández, Raúl Antonio y otro"; ídem Sala C, sent. del 03.03.94, "J.A., J.F. c/ F. L. de J., A."). (Disidencia del Dr. Díaz).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 48527 -29.10.99 "LUENGAS, FÉLIX c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Domicilio real. Nulidad. Improcedencia.

Debe desestimarse el planteo de nulidad cuando la notificación de una resolución fue dirigida al domicilio real del titular, que a esa época, actuaba sin apoderado.

C.F.S.S., Sala I sent. 86323 -30.05.00 "D’ANGELO, CECILIA ROSA c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Validez. Domicilio real. Caducidad de instancia. Excesivo rigor formal.

Corresponde revocar la sentencia que tuvo por válida la notificación practicada en el domicilio real del actor y, en base a ello, hizo lugar a la excepción de caducidad opuesta por el organismo. Ello así, en virtud de que sin perjuicio de lo dispuesto por el art. 44 del Dec. 1759/72 -reglamentario de la ley 19.549-, lo cierto es que en materia de seguridad social, la C.S.J.N. ha sentado pautas precisas de interpretación, al sostener que al darle preeminencia a la notificación practicada en el domicilio real del recurrente -en el caso, ubicado en la Pcia. de Salta- en vez de realizar la citada notificación en el domicilio procesal constituido en la Capital Federal, la sentencia ha incurrido en un excesivo rigor formal en desmedro del derecho de defensa y a los principios atinentes a la interpretación de los actos y normas de índole previsional, máxime cuando de las constancias invocadas no surge en forma fehaciente cual fue el contenido de la resolución que se notificó ni que el interesado hubiera recibido esa comunicación (cfr. sent. del 27.12.88, "Guanca, Milagro", Fallos 311:2807).

C.F.S.S., Sala I sent. int. 50404 -14.09.00 "GUERRA, JUAN ROSA c/ A.N.Se.S."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Privación de la libertad. Defensa en juicio.

La finalidad de la notificación es poner en conocimiento del interesado el cumplimiento de un acto procesal deter­minado. En consecuencia no podrá considerárselo válido si el destinatario se encontraba privado de su libertad, ya que mal no pudo conocer la resolución que se le comuni­caba. Lo contrario vulneraría la garantía de defensa en juicio consagrada en el art. 18 de la C.N.

C.N.A.S.S., Sala II, sent. 44890, 29.10.93 "ARCHIERI, JORGE RUBEN C/ I.M.P.S."



PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Domicilio constituido. Nulidad. Improcedencia.

Si en la cédula figura el día y la hora en que se practi­có la diligencia, y también consta que fue recibida por el encargado del edificio, quien firmó sin aclarar su nombre y apellido, resulta improcedente el planteo de nulidad intentado. Al respecto, la jurisprudencia ha es­tablecido que tratándose de una cédula librada en un do­micilio constituido, resulta irrelevante determinar la persona con quién se entendió la diligencia, en tanto haya sido cumplida en el domicilio indicado (cfr. C.N.Com., Sala E, sent. del 30.09.92, "INTA S.A. c/ M.C.S. Oficina Mecánica S.P.A.").

C.F.S.S., Sala II, sent. 68902, 15.09.95 "SAVA S.A.I.C.F. y A. c/ D.G.I."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Domicilio constituido. Judicial y administrativo. Efectos.

La importancia de la notificación, es decir, la certeza o seria presunción de que el interesado tomó conocimiento de los hechos y situaciones que lo afectan, ha determinado que la ley rodee a este acto de formalidades específicas con la finalidad de brindar la debida protección a las partes. Este principio no sólo es puntal del derecho procesal judicial sino también de procedimiento administrativo. De allí entonces que la notificación de una actuación administrativa -por una autoridad administrativa- a un domicilio constituido a los efectos procesales de tramitación de un recurso de apelación que no tuvo radicación en sede judicial -y no al constituido a los efectos de la gestión administrativa en la jurisdicción correspondiente-, carece de virtualidad suficiente para ser tenida por tal.

C.F.S.S., Sala II, sent. int. 45725, 29.05.97 "RIVERO, ERNESTO c/ A.N.Se.S."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificación. Efectos. Toma de conocimiento. Conversión del procedimiento.

En tanto los efectos que deriven de una irregular comunicación lleven a decretar la caducidad del derecho y ante la severidad de tal consecuencia, no corresponde estar a una consideración extensiva sino, por el contrario, restringida. No cabe coartar los derechos del peticionante en el entendimiento de que la verdadera notificación se produce cuando el interesado toma conocimiento directo de la actuación o decisión que se lleva a su conocimiento. Frente a la cuestión dudosa u opinable, se debe estar siempre en favor de la subsistencia y no del cercenamiento de los derechos. En consecuencia, debe tomarse como plazo de notificación de la conversión aquél en que el expediente estuvo a disposición del titular si no existe otro elemento que permita determinar que éste tuvo conocimiento fehaciente de las actuaciones en otra ocasión.

C.F.S.S., Sala II, sent. int. 45725, 29.05.97 "RIVERO, ERNESTO c/ A.N.Se.S."


PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y JUDICIAL. Notificaciones. Domicilio constituido.

La presentación de un escrito constituyendo nuevo domicilio recién surtirá sus efectos cuando medie una decisión que lo admita. Razones de seguridad y certeza así lo imponen. No hay que olvidar que el proveyente debe verificar si concurren los requisitos de lugar y forma en la nueva constitución y que la ley, en tanto exige implícitamente que el cambio de domicilio sea solicitado a fin de que se lo tenga por tal (art. 42, ap. 3, C.P.C.C.), también supone la existencia de un domicilio ya admitido (cfr. Lino E. Palacio y Adolfo Alvarado Velloso, "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación", Tº II, pág. 352).

C.F.S.S., Sala III sent. int. 68315 -24.08.98 "PRODUCTORA T.V. BRAGADO S.R.L. c/ D.G.I."


NOTIFICACIÓN. Constitución de nuevo domicilio. Art. 42, último párrafo, C.P.C.C.

La constitución de un nuevo domicilio no importa por sí que el tribunal deba dirigir a él las notificaciones que disponga. Por el contrario, el anterior domicilio subsiste para todos los efectos legales, subsistencia que no sólo rige para las partes, sino también para el tribunal respecto de aquellas comunicaciones que deban practicarse oficiosamente (en el caso, si bien el "a quo" consideró constituido el nuevo domicilio, también dispuso -como manda el art. 42, último párrafo del C.P.C.C.- notificar a la otra parte, carga que no fue cumplida por el interesado).

C.F.S.S., Sala III sent. int. 69309 -05.05.99 "LÓPEZ MORESI, MARTA SUSANA c/ A.N.Se.S."


NOTIFICACIONES. Ley 18.345, arts. 49 y 50. Requisitos. Destinatario. Nulidad.

El art. 49 de la ley 18.345 prescribía que la cédula debía contener el nombre y apellido de la persona por notificar y su domicilio, con indicación del carácter de éste, entre otras exigencias. Por ello, aunque la notificación haya sido dirigida a la misma oficina, piso y dirección que el constituido en autos, si la misma no fue cursada a la persona correcta, deviene nula en los términos del art. 50 de la ley ritual antes citada. Si así no se reconociere, se estaría cercenando el derecho de defensa del nulidicente, toda vez que se vería privado de quejarse ante el superior por la desestimación -en el caso- del recurso extraordinario que intenta.

C.F.S.S., Sala III sent. int. 70067 -09.12.99 "BAÑOS, JORGE AMADEO TELMO c/ Caja Nacional de Previsión para el Personal del Estado y Servicios Públicos"