FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Le ofrecemos este nuevo espacio exclusivo para temas relacionados con el Derecho Laboral

FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Sponsor

Sponsor
 

FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor oscarlaplata » Lun, 16 Feb 2009, 22:20

Estimados colegas!! Estoy buscando jurisprudencia sobre fraude laboral utilizando la figura del monotributo. Tengo un cliente que trabaja desde hace mas de un año para una empresa, como enfermero, y le hacen facturar por "sus servicios". Tiene continuidad, factura mes a mes, y solo a esa empresa.
Podrian facilitarme jurisprudencia y/o indicaciones para este tipico caso que utilizan la figura del monotributo para desligarse de responsabilidades laborales?
Estoy redactando la demanda y quiero fundamentar adecuadamente este punto.
Gracias!!!
oscarlaplata
Miembro
 
Mensajes: 35
Registrado: Mié, 02 Abr 2008, 11:53
Ubicación: La Plata - Buenos Aires - Argentina

FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Sponsor

Sponsor
 

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor Carlos II » Mar, 17 Feb 2009, 07:37

Hay monton de jurisprudencia de ese estilo, posteo una que tengo a mano ahora:
“El hecho de que las facturas hayan sido por importes fijos, regulares en cuanto al tiempo de su presentación (al inicio de cada mes), consecutivas y estén referidas a "servicios" prestados por el trabajador y no a obras específicas lleva a corroborar la existencia de una relación de dependencia”. Murillas, Alberto D. v. Estancia El Solitario S.A. - C. Nac. Trab., sala 3ª - 28/02/2005 - Lexis Nº 1/70015568-2
"ESTUDIA.- El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos Abogado". Eduardo J. COUTURE Imagen
Avatar de Usuario
Carlos II
Miembro
 
Mensajes: 136
Registrado: Mar, 20 May 2008, 08:22
Ubicación: Capital Federal

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor patri1234 » Mar, 17 Feb 2009, 10:21

facturaba mes a mes sus servicios por valores que variaban mes a mes y sin numeración correlativa-


La Cámara del Trabajo S. VI consideró que existió vinculo laboral entre una odontóloga y la empresa que la contrató ya que dependía económicamente de un solo empresario y su facturación ha sido otorgada en forma sucesiva. Además extendió la condena al socio gerente de la sociedad demandada cuya responsabilidad “es manifiesta cuando la relación laboral se ha clandestinizado”. Fuente: http://www.diariojudicial.com/http://ww ... icial.com/
SALA VI

EXPEDIENTE Nº 2.333/03 JUZGADO Nº 71

AUTOS:"VISCOVICH ANA MARIA C/PROGRAMA DE ASISTENCIA ODONTOLOGICA Y OTRO S/DESPIDO"
Sentenca 57908
Buenos Aires, 23 de marzo de 2.005

EL DOCTOR RODOLFO ERNESTO CAPON FILAS DIJO:

I. Han apelado el demandado y la actora.
1. El demandado (fs. 329/334) cuestiona la sentencia por haber mal interpretado las declaraciones testimoniales y concluido que la vinculación que la unió a la actora revestía el carácter de laboral, sin advertir que la actora podía designar a sus reemplazantes para cubrir el servicio al que se había comprometido, facturaba mes a mes sus servicios por valores que variaban mes a mes y sin numeración correlativa- lo que revela que también facturaba a otras personas o empresas-, llevaba la declaración jurada de ganancias, las únicas instrucciones que recibía eran las propias de las normas de auditoría que debían cumplirse y la pieza de mano de la turbina y el micromotor- los instrumentos de trabajo- eran de la actora, podía atender pacientes particulares y no estaba sujeta a control de horario.
2. La actora (fs.335/340) critica la sentencia porque no ha extendido la condena al gerente de la empresa demandada, ni haya calificado como temeraria la conducta de la demandada en los términos de los arts. 9 de la ley 25.013, 275 del RCT y 45 del C.P.C.C.N.. Señala que debe liquidarse el crédito de la indemnización por despido de acuerdo con la ley 25.013 y por ello recalcularse la condena. Apela los honorarios.

II. Para resolver las apelaciones cabe considerar:
a. Relación laboral:
1. En una primera etapa de solidaridad con los iguales, los diversos sindicatos de obreros no aceptaron con buenos ojos la incorporación a ellos de trabajadores intelectuales. A la "socialización", enunciada por Pablo VI y luego por Juan Pablo II, siguió la "globalización" del mundo. Ambas expresiones describen el fenómeno intuido por Teilhard de Chardin: el ascenso de la humanidad a nuevos estadios de consciencia en los que el destino personal y el social se hallan mutuamente implicados. Dentro de ese fenómeno, la denominada proletarización de las profesiones liberales crece cada vez más porque, ante la complejidad de la Aldea Global, los intelectuales puros o los profesionales ya no logran producir en soledad sino necesitan la relación solidaria. Esta nueva manera de hipo-suficiencia es calificada como "cultural" por la Teoría Sistémica del Derecho Social, añadiéndola a las restantes (económica, social, política) (cr.mi “ El nuevo derecho sindical argentino”, 2a.ed., Platense, La Plata, 1993, pág. 55). En la realidad, el más experto cardiólogo precisa organizar su labor dentro de un conjunto empresario sin el cual carece de equipo para ejercer su maravilloso "arte". En la realidad la mejor docente necesita incorporarse a un establecimiento educativo sin el cual no logra profesar su "sagrado ministerio". Por ello, se abre camino la concreción de un Movimiento de Trabajadores (incluidos los independientes que se desempeñan en el sector informal de la economía), sin distinciones entre ellos, tesis que, sostenida en soledad desde mis primeros trabajos, ha sido actualmente receptada por la Central de Trabajadores Argentinos.
2. Apartándose de esta corriente histórica, otros autores e incluso algunos jueces sostienen que los profesionales están excluídos del derecho laboral. Esta tesis, además de carecer de fundamento normativo, se aferra a un pasado que ha muerto e in-voluciona a las primeras etapas del derecho laboral cuando la lucha de los obreros impedía ver que se trataba de un fenómeno más complejo, el salto de un sistema de producción a otro y el surgimiento de la llamada "cuestión social" con la inclusión del asalariado dentro del proletariado. Por otra parte, es una sutil manera de des-regular el derecho laboral al reducirlo a los obreros, en franca retirada frente al avance tecnológico: si solamente se aplica a ellos y éstos desaparecen del sistema productivo, el ordenamiento laboral también se extingue. Un plomero o un pintor, así como el mejor neuro/cirujano, pueden vincularse con el cliente (en el último caso disfrazado con el nombre de "paciente") mediante un contrato de derecho civil o mediante una relación laboral. En la primera variable la vinculación entre quien recibe el servicio y quien lo presta es directa, siendo in-directa en la segunda ya que se establece mediante una empresa ajena en la que el prestador se encuentra inserto. En esta variable, el rostro formal de la sub/ordinación recepta el dato real de la hipo/suficiencia (económica, social, cultural o política).
3. RCT art. 23 norma: "El hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demuestre lo contrario...". Esto significa que el mero hecho de las labores causa la presunción de la relación laboral, debiendo el probable empleador demostrar que la vinculación tuvo su origen en otra causa. Dado que el texto legal no distingue, cabe aplicarlo también a los profesionales universitarios. Ante las tareas realizadas por quien pretende haber sido trabajador en relación de empleo, surge la presunción de RCT art. 23. La Corte Interamericana de Derechos Humanos sostiene que la garantía del debido proceso consagrada en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos deriva de la dignidad de la persona humana. Afirma: ”es preciso que un justiciable pueda hacer valer sus derechos y defender sus intereses en forma efectiva y en igualdad procesal con otros justiciables…Es útil recordar que el proceso es un medio para asegurar, en la mayor medida posible, la solución justa de una controversia” (Opinión Consultiva 16/99, del 01.10.1999, en Germán Bidart Campos y Calógero Pizzolo (h) Derechos Humanos, Corte Interamericana, edic. Cuyo, tomo II, pág.926, Mendoza,2000). Las presunciones a favor del trabajador son ficciones legales que buscan compensar formalmente las dis/paridades que obran en la realidad, tema también analizado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la Opinión Consultiva citada:”Para alcanzar sus objetivos, el proceso debe reconocer y resolver los factores de desigualdad real de quienes son llevados ante la justicia” (op. cit., pág.927). Dentro de tales presunciones, la de RCT art.23 permite resolver por vía indirecta la existencia del mal denominado contrato de trabajo. Reconocidas por el demandado las tareas de la actora, en la esfera de aquél pesaba la carga (deber/para/consigo mismo, al decir de Emilio Betti) de demostrar que las circunstancias de hecho de la vinculación no se explicaban por la relación laboral sino por una relación civil que unía a un profesional autónomo mediante una locación de servicios. A su vez, RCT art. 23 establece que esta presunción opera también cuando se utilicen figuras no laborales para caracterizar al contrato, y en tanto que por las circunstancias del caso no sea dado calificar de empresario a quien presta el servicio.
4. Entiendo que no sólo la demandada no ha brindado prueba- más allá del ropaje formal con que se calificó la relación-, que permitieran calificar la relación como autónoma, ni que el actor pudiera ser calificado como empresario, sino que las declaraciones testimoniales confirman los efectos de la presunción. Así, Quiroga (fs. 155/156), propuesto por la demandada, señala que la actora prestaba servicios en el Sanatorio Franchi de la UOCRA, para la que la demandada presta servicios odontológicos, que el equipo odontológico con el que trabajaba la actora era de propiedad de la empresa, que ésta proveía a los distintos profesionales ropa de trabajo-ambos- que atendía sólo pacientes derivados de la obra social, que los turnos eran dados por el propio testigo- dependiente de la demandada-, que tenía una agenda donde se le citaban pacientes, que la actora ingresaba a trabajar a las 8 o 9 de la mañana hasta que concluía la agenda que tenía citada con pacientes, que los pacientes eran derivados por otro odontólogo y los recepcionistas manejan la agenda y que recibía instrucciones laborales de la jefa de servicios- Adriana Maffi-, que la asistencia de la actora se registraba porque el profesional cuando entra se loguea en el sistema y el testigo ve por una pantalla que el profesional está presente y se le pueden pasar los pacientes citados, que los pacientes no abonaban directamente a la actora sino que presentan un bono de la obra social. Adriana Maffi, también propuesta por la demandada (fs. 291/292) coordinadora de la clínica en la que se desempeñaba la actora confirma que los materiales de trabajo (computadora, ropa de trabajo, y aparatología- con excepción de la pieza de mano de la turbina y de micromotor que se coloca en el equipo-) pertenecen a la demandada, que la testigo daba instrucciones laborales a la actora, que la distribución de los pacientes se armaba según las necesidades del servicio.
5. Uno y otro testigo afirman que la actora podía designar reemplazantes; en especial Maffi dice que "si estaba previsto con anticipación suficiente el reemplazante lo designaba la actora y por ejemplo vacaciones; pero si no estaba previsto con anticipación suficiente el reemplazante lo designaba la dicente o si no se pasaban los turnos" en todo caso "el reemplazante designado por la actora debía contar con su consentimiento".
6. Desde el momento en que un trabajador tiene cierta autonomía en la ejecución de su trabajo, para caracterizar su contrato hay que comprobar si existen otros indicios que revelen su posible estado de subordinación. Es la técnica llamada del haz de indicios, que se ha convertido en una característica común del Derecho del trabajo. Dicha técnica no consiste en verificar que todos los indicios se encuentran en la situación analizada, sino, por el contrario, en inducir de la unión de varios de ellos la existencia de un vínculo de subordinación. El contenido de este haz de indicios varia de un país a otro. Puede citarse un ejemplo de la lista (no exhaustiva) de los indicios: el interesado se compromete a ejecutar personalmente el trabajo, en la practica realiza el trabajo él mismo, su compromiso supone una disponibilidad para realizar tareas futuras, la relación entre las partes tiene una cierta permanencia, la relación de trabajo tiene una cierta exclusividad, el interesado está sometido a órdenes o a un control de la otra parte en lo que se refiere al método, el lugar o el tiempo del trabajo, los medios de trabajo son aportados por la otra parte, los gastos profesionales están a cargo de la otra parte, el trabajo es remunerado, el trabajador está en una posición económica y social equivalente a la de un asalariado. Asimismo hay autores para los cuales la sumisión técnica a las órdenes de otro en la ejecución del trabajo importa menos que el hecho de depender de otro para ganarse el sustento.

Por ello una parte de la doctrina propone ampliar la noción de trabajo por cuenta ajena, para yugular las huidas del Derecho del trabajo. Esta tesis ha sido defendida en particular, por el profesor Rolf Wank, para quien la sumisión a órdenes ya no se puede considerar como elemento característico del asalariado. La necesidad de protección no está vinculada, según esta tesis, a esta sujeción, sino al hecho de depender económicamente de un solo empresario. Esta dependencia económica podría estar caracterizada por los elementos siguientes:1.. trabajo realizado personalmente, sin ayuda; 2. Trabajo realizado por cuenta de un solo empresario; 3. Trabajo realizado basicamente sin capitales propios; trabajo integrado en una organización ajena (Au-delà de l’emploi. Transformations du travail et devenir du droit du travail en Europe, Flammarion, Paris,1999)
7. Consecuentemente, del haz de indicios analizados, debe concluirse al igual que el juez “a-quo”: la relación laboral ha quedado acreditada porque la actora se hallaba incorporado a una empresa ajena ( los elementos de trabajo e indumentaria eran provistos por la demandada), prestando servicios para pacientes designados por ella (debe darse preeminencia a la declaración de Quiroga por sobre la de Castro, porque el primero era quien se desempeñaba como recepcionista y organizaba la agenda de atención), dependiendo económicamente de un solo empresario ( la facturación de los servicios para la demandada ha sido otorgada en forma sucesiva -facturas 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 14, 15, 17, 18, 19- y a tenor de la declaración de Piromalli -fs. 271 se inscribió como trabajadora autónoma para trabajar en la demandada).
8. El carácter subordinado de la vinculación no se desdibuja por la posibilidad que la trabajadora pudiera servirse de reemplazantes, pues como indica Maffi, los reemplazos eran autorizados por ella ("el reemplazante designado por la actora debía contar con su consentimiento") y en caso que si el mismo no estaba previsto con anticipación suficiente el reemplazante lo designaba la testigo o si no se pasaban los turnos".
9. Por todo ello no puede considerarse a la actora como profesional “libre” sino directamente subordinado a la empresa demandada.

b. Solidaridad de Antonio Cayetano Gerónimo
1. La condena debe extenderse a Antonio Cayetano Gerónimo, socio gerente de la sociedad demandada, porque ha clandestinizado al actor
En atención a lo dispuesto en los artículo 54, 59 y 274 del decreto ley 19.550, la responsabiidad solidaria del representante legal de una sociedad es manifiesta cuando, como en este caso, la relación laboral se ha clandestinizado. El tercer párrafo del art. 54 del mencionado decreto ley de sociedades hace mención expresa a la inoponibilidad de la persona jurídica, refiriéndose concretamente a las actuaciones de la sociedad que encubran la consecución de fines extrasocietarios, constituyan un mero recurso para violar la ley, el orden público o que, en el caso, se imputa directamente a los socios o a los controlantes que la hicieron posible, quienes responderán solidaria e ilimitadamente por los perjuicios causados.
Si bien puede ser difícil demostrar a la sociedad fue utilizada con el fin de no cumplir o violar la ley, no es necesaria la prueba de la intencionalidad de utilizar la sociedad, para que las obligaciones pendientes resulten imputables al socio o presidente responsable que deberá hacer frente con su patrimonio o las mismas porque no puede admitirse que el tipo societario permita burlar la ley a través del desconocimiento de las normas imperativas del derecho del trabajo, y del orden público. No es posible dejar de observar que en estos casos, existe una alienación del trabajo, consistente en que sus frutos no ingresan el circuito previsional causando daño no sólo al trabajador afectado sino también a la sociedad global. Si bien es cierto que “el mundo moderno ha creado potestades económicas y polìticas que reemplazan a Dios” (Antoncich, Ricardo, “¿Una nueva cuestión social?”, en revista del CIAS, nº 507, octubre 2001, pág. 465) no es menos cierto que, como en este caso, esas potestades se vuelen en contra del hombre y lo alienan: quien mal usó esas potestades, debe responder solidariamente. Tal es el caso de autos.
Por eso, se debe extender la responsabilidad al mencionado Antonio Cayetano Gerónimo.

c. Conducta maliciosa de la demandada:
1. La ley 25013 establece en su art. 9, que en caso de falta de pago en término y sin causa justificada por parte del empleador, de la indemnización por despido incausado se presumirá la existencia de la conducta temeraria y maliciosa contemplada en el art. 275 ley 20744 (t.o. 1976).
2. Por ello, en este caso debe declararse maliciosa la conducta del demandado y condenarlo a pagar el 100% de los intereses establecidos en la sentencia.
d. Monto de condena:
Los agravios de la parte actora en este aspecto deben desestimarse porque no revierte los argumentos del juez que llevan a desestimar la remuneración pretendida ( $1300), así como que durante los meses de marzo y abril no desempeñó tareas para la demandada, ni le corresponde percibir la integración del mes de despido.

III. Corresponde:

1. Modificar la sentencia apelada.
2. Hacer extensiva la condena a Antonio Cayetano Gerónimo.
3. Declarar maliciosa la conducta de la demandada y condenarla a pagar el 100% de los intereses establecidos en la sentencia.
4. Confirmar en lo restante la sentencia apelada.
5. Imponer las costas de ambas instancias a las demandadas vencidas.
6. Regular en el 25% de los de primera instancia los honorarios de alzada.


EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO:

Que adhiere al voto que antecede.

En atención al resultado del presente acuerdo, EL TRIBUNAL RESUELVE: I) Modificar la sentencia apelada y hacer extensiva la condena a Antonio Cayetano Gerónimo. II) Declarar maliciosa la conducta de la demandada y condenarla a pagar el 100% de los intereses establecidos en la sentencia. III) Confirmar el fallo de grado en lo restante. IV) Imponer las costas de ambas instancias a las demandadas vencidas. V) Regular los honorarios de alzada en el 25% de lo regulado en la instancia anterior.
Regístrese, notifíquese y vuelvan
bg
EXPTE. 11979/01 S. 92282 - "Perel, José Martín c/ Microcomp SA s/ despido" - CNTRAB - SALA II - 10/02/2004
CONTRATO DE TRABAJO. Analista de sistemas. Facturación de los servicios prestados. Inexistencia de locación de servicios. Prueba de la relación de dependencia. Indemnización por despido incausado

"El contrato de trabajo prescinde de las formas frente a la evidencia incontrastable de los hechos, por lo que ninguna relevancia tienen las manifestaciones que pudieren haber realizados las partes de buena o mala fe para calificar sus relaciones, o incluso, el silencio que el dependiente pudiera haber observado, durante el curso de la relación."

"Ni el lugar de trabajo, ni el cumplimiento de horarios, ni la falta de exclusividad u otra serie de elementos netamente formales, resultan determinantes de la inexistencia de una relación laboral, cuando, como en el caso se trata de la prestación de servicios personales e infungibles a favor de otro, según sus órdenes e instrucciones y bajo su dependencia jurídico-personal."

"Con la acreditación de que el actor extendía facturas por sus trabajos profesionales no se ha logrado demostrar siquiera mínimamente, el carácter de empresario o "profesional" liberal de quien prestara el servicio (con idéntico criterio ver ésta Sala, sentencia N° 89.421 del 8/6/2001 in re "López Pedro c/ Pérez Redrado, Hernán M. y otro si despido")."

"La libertad que tenía el dependiente para realizar sus tareas conforme a su competencia, no le quita la condición de subordinado (CSJN, D.T. 1976, Pág. 591; esta Sala, SD. N° 50386, del 11/2/82, in re "Iñiguez de Federico, Rosa el Editorial Olta S.A. y otra")."

"Tales circunstancias, aunadas a la existencia de facturación correlativa y por montos idénticos desde el 5/99 al 3/01 y lo informado por la AFIP y la ANSES, respectivamente, en orden a que el actor fue denunciado por la demandada durante el lapso 1/99 a julio de 2000, permiten confirmar que el vínculo habido entre los litigantes se enmarcó en el ámbito de la LCT -Ley 20744-."
patri1234
Miembro
 
Mensajes: 54
Registrado: Mié, 13 Feb 2008, 12:44

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor ALEJANDRA VALLADARES » Mar, 17 Feb 2009, 17:09

buenísimo lo aportado. A mi me vino a ver un empleado de un taller de gnc que trabajaba por comisión, y el empleador o el contador de éste lo inscribió en monotributo, le hizo imprimir las facturas y le retenía todos los talonarios, haciéndole firmar las boletas que él quería. No entiendo como hicieron todo eso sin la presencia del pobre tipo, que al final del relato me pareció un tarado por dejarse hacer eso.
Pensé que no era tan habitual. Ahora veo que sí...
saludos
ALEMAR
ALEJANDRA VALLADARES
Miembro
 
Mensajes: 1209
Registrado: Lun, 16 Jun 2008, 21:09
Ubicación: San Miguel-Bs.As.

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor DRSOFISTA » Mar, 17 Feb 2009, 17:41

Hola, tengo un caso similar, pero a mi cliente todavia no lo despidieron, discutieron, y le dijeron que el mes que viene quizas no lo necesiten más, y como está como monotributista no le pagaran nada. Hace 3 años que está en esta situación.Que me aconsejan? Que intime a la correcta registración para obtener las multas de la 24.013 ya que la relación sigue vigente? O me aconsejan otra cosa? Desde ya, muchas gracias.
DRSOFISTA
Miembro
 
Mensajes: 66
Registrado: Lun, 29 Sep 2008, 10:25

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor patri1234 » Mar, 17 Feb 2009, 17:45

Me parece que lo conveniente es intimar a registrar el contrato de trabajo, dado que le han adelantado que el mes que viene no lo necesitarán más, no tiene por ende la esperanza de conservar el empleo, pero debería antes buscar todas las pruebas que pueda de la relación laboral.
patri1234
Miembro
 
Mensajes: 54
Registrado: Mié, 13 Feb 2008, 12:44

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor natytrotta » Mié, 25 Feb 2009, 18:40

Hola. Tengo un caso parecido.

Mi novio trabaja en sistemas:
- tiene que ir a la empresa de lunes a viernes, de 9 a 18, sin excepción
- responde jerárquicamente a la misma persona
- les factura por servicios... les hace dos facturas mensuales, a nombre de la misma empresa
- hace 8 meses que está
- se fue de vacaciones y no le descontaron nada, le pagaron todo el mes, aunque NO las vacaciones, o sea, le pagaron como un mes normal
- no le pagaron nunca aguinaldo, y se lo aclararon desde un principio

Ahora le dijeron que trabaja hasta mediados del mes que viene. Le pagan febrero y la mitad de marzo, o sea, los días trabajados. Pero no quieren pagarle indemnización.

Tengo entendido que este sistema es una forma encubierta de tener en negro a la gente, por así decirlo.

Quisiera saber:

1 - Qué derechos tiene y qué le corresponde.
2 - Si él se va antes de la mitad de marzo (la fecha que le dijeron hasta la cual le van a dar trabajo), si sigue teniendo derecho a pedir algo.
3 - En caso de llegar a juicio, como última instancia, qué necesitaría para probar que trabajaba de esa manera y no como freelance (fotos, credencial, mails...?)
4 - Qué cosas no son aconsejables que haga, que le puedan jugar en contra.


Gracias.
natytrotta
Miembro
 
Mensajes: 18
Registrado: Lun, 29 Sep 2008, 10:28

Re: FRAUDE LABORAL CON MONOTRIBUTISTA

Notapor danielactm » Lun, 16 May 2011, 14:57

barbaro todo lo que aportan! muchas gracias a todos!
danielactm
Miembro
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue, 26 Mar 2009, 12:53


Volver a Derecho Laboral



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 26 invitados

Untitled Document
 
 
 
 
Peritos Piscologos