Portal de Abogados

Un Sitio de Ley 

  • Criminologí­a...

  • De lectura libre.
    Para publicar un mensaje, regístrese gratuitamente.
De lectura libre.
Para publicar un mensaje, regístrese gratuitamente.
 #107549  por GonzaloS
 Lun, 18 Feb 2008, 00:44
Advirtiendo que mayormente las preguntas, requerimientos, dudas u opiniones leídas hasta el momento, lo son en las áreas de la dogmática jurídico penal o procesal penal, me preguntaba si algún forero le preocupa la cuestión criminológica.-
Sería quizás interesante, la aparición de alguien que pudiera enseñarnos algo al respecto, puesto que no todo se subsume en una cuestión de normas y plazos.-
Sobre todo si se tiene en cuenta, que no son demasiadas la currículas universitarias que incluyan la materia, aunque no sea más que como un par de puntos de la parte general del derecho penal, o de la sociología jurídica.-
Dado que tiré la primera piedra y paso a esconder la mano para ver si aprendo algo, inicio la inquietud con uno de los temas más "clásicos" del haber criminológico.-
Publico a continuación un texto propio, que tuvo su génesis en ocasión de un pedido cursado para la publicación en un diario de la "comarca" donde resido, con el afán de bajar algún tema criminológico en una dialéctica común para el público no especializado.-
Hago la aclaración que acepté la misiva, por cuanto la flexibilidad de conociemientos que pedían era mucha, y las pretensiones jurídicas mínimas.-
Ahora sí, dejo a continuación el artículo en cuestión, adelantando que habla acerca de la selectividad penal en argentina.

Ciudadanos clase A, b o turista en la Argentina

Que la igualdad ante la ley no existe en Argentina, es mentira, una necedad casi tan grande como creer que vivimos en democracia, que toda época pasada fue otra cosa que anterior, o que con los militares "estábamos" mejor, como si de hecho alguna vez lo hubiésemos Estado. Por supuesto que existe, en más se diría que hasta funciona con una perfección cuasi maquiavélica. La espada de Damocles esta ahí, siempre presente sobre el yugo de todos y cada uno de los ciudadanos, apuntando, amenazando con golpear, y de hecho lo hace, lo hace con la misma frecuencia que el reclamo social del Blumberg(delincuente sin acusación, juicio ni condena, padre adolorido y legislador ad-hoc para quien no lo conozca...)de turno lo pida. El tema pasa por que la misma golpea con toda su fuerza siempre al mismo pobre infeliz, y si bien es cierto que cae sobre todos, no lo hace nunca con el mismo fin, ni respondiendo al mismo reclamo social, ni interés general. La mayoria de las veces cae hasta olvidando el fin de bien común que debe primar en un Estado que al menos trate de ser Estado y no sucumba en el intento olvidando, a veces, hasta el por qué cae . Ahora bien, para adentrarnos un poco en cómo funciona la lógica de la selectividad penal Argentina(es decir a quién se persigue criminalmente y se lo manda a esas antesalas de la muerte llamadas cárceles, aplicándoles así la Ley), pasaremos a analizar los distintos tipos sociales de ciudadanos que existen por estos lares.
Se podría decir que hay tres tipos de ciudadanos, están los clase A, que si los comparásemos con un auto llegaríamos a la conclusión que vienen "full"; traen todas las "mañas" de la democracia incorporadas, pertenecen a la aristocracia, oligarquía o a un lugar que los otros, los del proletariado no podrán conocer ni siquiera en fotos, y funcionan como una especie de casta o corporación, gozando lógicamente de los beneficios del "pertenecer". Sus delitos aparecen en las secciones económicas, o políticas de los diarios, y las posibilidades de que sean investigados son exactamente proporcionales a las de sacarse el Prode, siendo la probabilidad de una condena firme, inversamente proporcional a la oportunidad de ascenso en la carrera judicial del fiscal que investigue y acuse y del juez que los condene(o de permanecer en sus cargos en el mejor de los casos). Por otro lado, encontramos a los ciudadanos clase "b", los cuales varían en número según cuestiones políticas o socioeconómicas del país. Como rasgos predominantes en este tipo encontramos su repudio -aunque con cierta tolerancia- hacia el accionar de los ciudadanos de clase "A", a los cuales en cierta forma admiran y les sirven también para recordar cual es su límite penal social (es decir hasta a donde se les va a tolerar a ellos, ciudadanos que no tuvieron la suerte de ser clase "A", enviando sus causas a archivos, otorgándoles "probation", excarcelaciones, condenas en suspenso). Por otro lado su constante auto diferenciación con los ciudadanos de la clase "turista" hacia quienes su rechazo llega a niveles tan aberrantes como el de clamar por la mismísima muerte de sus colegas delictivos desafortunados; olvidando que su pertenencia a uno u otro grupo, pende de un delgado hilo, hilo que de ser cortado los empujaría hacia la clase "turista" o "nuevos pobres" en este caso, no pudiendo entonces esperar ya ningún tipo de compasión ni tolerancia de sus ex-colegas de situación. Sus delitos raras veces terminan en condenas, y si aparecen en los diarios, aparecen titulados como el crimen del "ingeniero", el robo del "ordenanza", o la agresión del "policía", el homicidio del "odontólogo" e incontables ejemplos, siempre acompañados de su rol en la sociedad. No hay que olvidar que estos ciudadanos, son los que producen y consumen bienes y servicios, cumplen roles y funciones, en fin hacen funcionar el macabro sistema del capitalismo. Y por último, como siempre al final, los ciudadanos clase "turista", los postergados, los desafortunados, las personas que dan vida al Código Penal, que lo hacen aparentemente necesario, los únicos que van a ir presos de verdad, a los que el sistema penal no va a perdonar, sobre los cuales caerá implacablemente con toda su igualdad y en su máximo esplendor llegando sobre la totalidad de la misma. Son turistas de la vida, a los cuales el Estado les concede en todo su esplendor el derecho de dar un paseo por la libertad, paseo limitado lógicamente a los 16 años necesarios hasta ser imputable(es decir penalmente responsable)en el sistema argentino. Aunque claro está, tal dispendio no viene acompañado por los privilegios de la clase "A", ni por las concesiones de la clase "b"; sino, pudiera ser que hasta tuviesen el tupé de acostumbrarse y terminar exigiendo cosas de otras castas modificando el orden ya pre-establecido y consensuado a través de un pacto que nadie sabe bien quiénes firmaron ni cuándo. Por lo que tal dispendio, viene acompañado de viviendas precarias, mala alimentación (cuando la hay), trabajos sin posibilidad de crecer(por llamarlos de algún modo, ya que son tareas que no harían ninguno de los ciudadanos clase A, ni "b" de los que mandan a "trabajar a esos negros de mierda que no quieren hacer nada" por mas de dos días en forma consecutiva...), falta de atención médica, segregación y largos penares si se repasa la lista de derechos de los ciudadanos clase "A" y "b" en comparación.
Sus delitos directamente no salen en los diarios como noticias, han adquirido la sección policiales y el sistema los toma como un número, forman parte de un mapa delictivo, dejan de ser personas, si es que la sociedad en algún momento los reconoció como tales. Se los encuentra abandonados por el Estado, a montones casi como calcados, abarrotados en las prisiones, sufriendo un mal mayor al discutiblemente infringido. Sólo para ir terminando, ya que cité arriba al Sr. Blumberg y a modo de semblanza de como funciona la selectividad penal en Argentina, interrumpir una sesión de los cuerpos deliberativos, es un delito contra el orden público, o sea que tranquilamente podría haber hasta sufrido una condena por su accionar, claro está si el sistema penal se hubiera ocupado de ello, pero no, el Estado no está para esos menesteres, es que interesa más lo que hacen los otros, esos que a veces se "encapuchan" (en donde es dable destacar la diferencia entre salir a cara descubierta a luchar por un derecho de los ciudadanos clase "b", no digo "A" porque ya los tienen todos, y volver a la casa a dormir, y la del piquetero que tiene que volver a la villa y verse de nuevo con el policía al que enfrentó hace escasos días)y que con su palo hacen peligrar la vida de la policía bonaerense en pleno, federal y al ejército o desestabilizar la democracia, si es que se cree que un palo y una capucha tiene más poder de fuego que todo el aparato represivo del Estado.
Y si todo esto no lo convence, o no cree que usted también comete delitos (y en cantidad), o no sabe si pertenece a la clase "b" o no(nótese que no incluyo a la clase "A" dado que estos tienen plena conciencia, y ya no tienen temor ni siquiera a la única sanción que los puede alcanzar, o sea la social, ni a la "turista" ya que, créame estimado lector usted lo sabría), tome su pc con software pirata, abra su procesador de textos hurtado, coloque uno de sus cd truchos de música, relájese y tome nota; eso si, ni piense en decirme y ¿usted acaso no lo hace? , ya que estaría calumniándome, y no me profiera tampoco ningún insulto, ya que podría injuriarme, sírvase algo de tomar mientras lo escribe, de esa compra en el negocio de la esquina por la que no pidió factura, y cuando lo termine úselo de señalador en algún libro de su colección de best-seller fotocopiados, al otro día en el trabajo, levante el teléfono (obviamente no lo vaya a hacer sin el consentimiento de su empleador), y coméntelo con algún amigo, y si descubre que el hace lo mismo por favor no olvide denunciarlo, no sea cosa que crean que lo está encubriendo. Y luego cuando termine de sumar todas las penas que le corresponde por los delitos que comete a diario, camine derecho a la comisaría y entréguese si es que alguien siquiera le toma la denuncia. Y hágale un favor a la sociedad, ni se le ocurra decir pero yo no maté a nadie, en su situación nadie lo haría, no sea obvio, trate de ser más original, intente encontrar la diferencia entre usted y usted mismo. Espero que crea en la reencarnación así puede pagar lo que le debe a la sociedad. Por último, si todo esto aún no lo convence de que para que el sistema penal fuera justo habría que meter al mundo dentro de una gran cárcel, piense que de los 304 artículos del Código Penal se redujesen a 15, todo seguiría igual, las cárceles seguirían con las mismas personas. Y si no me cree, como seguramente usted es de los que compra las publicaciones (de las que es costumbre leer en el día y no fotocopiar), y no de los que las junta para conseguir un pedazo de pan para no comer de la basura, si por una de esas casualidades está leyendo esto en un café, párese e intente "olvidarse de pagar" (pague por que esto no es apología del delito)y fíjese si lo procesan por estafa.

Saludos.-
 #107967  por N A T A L I A
 Lun, 18 Feb 2008, 17:33
GonzaloS escribió:Advirtiendo que mayormente las preguntas, requerimientos, dudas u opiniones leídas hasta el momento, lo son en las áreas de la dogmática jurídico penal o procesal penal, me preguntaba si algún forero le preocupa la cuestión criminológica.-
Sería quizás interesante, la aparición de alguien que pudiera enseñarnos algo al respecto, puesto que no todo se subsume en una cuestión de normas y plazos.-
Sobre todo si se tiene en cuenta, que no son demasiadas la currículas universitarias que incluyan la materia, aunque no sea más que como un par de puntos de la parte general del derecho penal, o de la sociología jurídica.-
Dado que tiré la primera piedra y paso a esconder la mano para ver si aprendo algo, inicio la inquietud con uno de los temas más "clásicos" del haber criminológico.-
Publico a continuación un texto propio, que tuvo su génesis en ocasión de un pedido cursado para la publicación en un diario de la "comarca" donde resido, con el afán de bajar algún tema criminológico en una dialéctica común para el público no especializado.-
Hago la aclaración que acepté la misiva, por cuanto la flexibilidad de conociemientos que pedían era mucha, y las pretensiones jurídicas mínimas.-
Ahora sí, dejo a continuación el artículo en cuestión, adelantando que habla acerca de la selectividad penal en argentina.

Ciudadanos clase A, b o turista en la Argentina

Que la igualdad ante la ley no existe en Argentina, es mentira, una necedad casi tan grande como creer que vivimos en democracia, que toda época pasada fue otra cosa que anterior, o que con los militares "estábamos" mejor, como si de hecho alguna vez lo hubiésemos Estado. Por supuesto que existe, en más se diría que hasta funciona con una perfección cuasi maquiavélica. La espada de Damocles esta ahí, siempre presente sobre el yugo de todos y cada uno de los ciudadanos, apuntando, amenazando con golpear, y de hecho lo hace, lo hace con la misma frecuencia que el reclamo social del Blumberg(delincuente sin acusación, juicio ni condena, padre adolorido y legislador ad-hoc para quien no lo conozca...)de turno lo pida. El tema pasa por que la misma golpea con toda su fuerza siempre al mismo pobre infeliz, y si bien es cierto que cae sobre todos, no lo hace nunca con el mismo fin, ni respondiendo al mismo reclamo social, ni interés general. La mayoria de las veces cae hasta olvidando el fin de bien común que debe primar en un Estado que al menos trate de ser Estado y no sucumba en el intento olvidando, a veces, hasta el por qué cae . Ahora bien, para adentrarnos un poco en cómo funciona la lógica de la selectividad penal Argentina(es decir a quién se persigue criminalmente y se lo manda a esas antesalas de la muerte llamadas cárceles, aplicándoles así la Ley), pasaremos a analizar los distintos tipos sociales de ciudadanos que existen por estos lares.
Se podría decir que hay tres tipos de ciudadanos, están los clase A, que si los comparásemos con un auto llegaríamos a la conclusión que vienen "full"; traen todas las "mañas" de la democracia incorporadas, pertenecen a la aristocracia, oligarquía o a un lugar que los otros, los del proletariado no podrán conocer ni siquiera en fotos, y funcionan como una especie de casta o corporación, gozando lógicamente de los beneficios del "pertenecer". Sus delitos aparecen en las secciones económicas, o políticas de los diarios, y las posibilidades de que sean investigados son exactamente proporcionales a las de sacarse el Prode, siendo la probabilidad de una condena firme, inversamente proporcional a la oportunidad de ascenso en la carrera judicial del fiscal que investigue y acuse y del juez que los condene(o de permanecer en sus cargos en el mejor de los casos). Por otro lado, encontramos a los ciudadanos clase "b", los cuales varían en número según cuestiones políticas o socioeconómicas del país. Como rasgos predominantes en este tipo encontramos su repudio -aunque con cierta tolerancia- hacia el accionar de los ciudadanos de clase "A", a los cuales en cierta forma admiran y les sirven también para recordar cual es su límite penal social (es decir hasta a donde se les va a tolerar a ellos, ciudadanos que no tuvieron la suerte de ser clase "A", enviando sus causas a archivos, otorgándoles "probation", excarcelaciones, condenas en suspenso). Por otro lado su constante auto diferenciación con los ciudadanos de la clase "turista" hacia quienes su rechazo llega a niveles tan aberrantes como el de clamar por la mismísima muerte de sus colegas delictivos desafortunados; olvidando que su pertenencia a uno u otro grupo, pende de un delgado hilo, hilo que de ser cortado los empujaría hacia la clase "turista" o "nuevos pobres" en este caso, no pudiendo entonces esperar ya ningún tipo de compasión ni tolerancia de sus ex-colegas de situación. Sus delitos raras veces terminan en condenas, y si aparecen en los diarios, aparecen titulados como el crimen del "ingeniero", el robo del "ordenanza", o la agresión del "policía", el homicidio del "odontólogo" e incontables ejemplos, siempre acompañados de su rol en la sociedad. No hay que olvidar que estos ciudadanos, son los que producen y consumen bienes y servicios, cumplen roles y funciones, en fin hacen funcionar el macabro sistema del capitalismo. Y por último, como siempre al final, los ciudadanos clase "turista", los postergados, los desafortunados, las personas que dan vida al Código Penal, que lo hacen aparentemente necesario, los únicos que van a ir presos de verdad, a los que el sistema penal no va a perdonar, sobre los cuales caerá implacablemente con toda su igualdad y en su máximo esplendor llegando sobre la totalidad de la misma. Son turistas de la vida, a los cuales el Estado les concede en todo su esplendor el derecho de dar un paseo por la libertad, paseo limitado lógicamente a los 16 años necesarios hasta ser imputable(es decir penalmente responsable)en el sistema argentino. Aunque claro está, tal dispendio no viene acompañado por los privilegios de la clase "A", ni por las concesiones de la clase "b"; sino, pudiera ser que hasta tuviesen el tupé de acostumbrarse y terminar exigiendo cosas de otras castas modificando el orden ya pre-establecido y consensuado a través de un pacto que nadie sabe bien quiénes firmaron ni cuándo. Por lo que tal dispendio, viene acompañado de viviendas precarias, mala alimentación (cuando la hay), trabajos sin posibilidad de crecer(por llamarlos de algún modo, ya que son tareas que no harían ninguno de los ciudadanos clase A, ni "b" de los que mandan a "trabajar a esos negros de mierda que no quieren hacer nada" por mas de dos días en forma consecutiva...), falta de atención médica, segregación y largos penares si se repasa la lista de derechos de los ciudadanos clase "A" y "b" en comparación.
Sus delitos directamente no salen en los diarios como noticias, han adquirido la sección policiales y el sistema los toma como un número, forman parte de un mapa delictivo, dejan de ser personas, si es que la sociedad en algún momento los reconoció como tales. Se los encuentra abandonados por el Estado, a montones casi como calcados, abarrotados en las prisiones, sufriendo un mal mayor al discutiblemente infringido. Sólo para ir terminando, ya que cité arriba al Sr. Blumberg y a modo de semblanza de como funciona la selectividad penal en Argentina, interrumpir una sesión de los cuerpos deliberativos, es un delito contra el orden público, o sea que tranquilamente podría haber hasta sufrido una condena por su accionar, claro está si el sistema penal se hubiera ocupado de ello, pero no, el Estado no está para esos menesteres, es que interesa más lo que hacen los otros, esos que a veces se "encapuchan" (en donde es dable destacar la diferencia entre salir a cara descubierta a luchar por un derecho de los ciudadanos clase "b", no digo "A" porque ya los tienen todos, y volver a la casa a dormir, y la del piquetero que tiene que volver a la villa y verse de nuevo con el policía al que enfrentó hace escasos días)y que con su palo hacen peligrar la vida de la policía bonaerense en pleno, federal y al ejército o desestabilizar la democracia, si es que se cree que un palo y una capucha tiene más poder de fuego que todo el aparato represivo del Estado.
Y si todo esto no lo convence, o no cree que usted también comete delitos (y en cantidad), o no sabe si pertenece a la clase "b" o no(nótese que no incluyo a la clase "A" dado que estos tienen plena conciencia, y ya no tienen temor ni siquiera a la única sanción que los puede alcanzar, o sea la social, ni a la "turista" ya que, créame estimado lector usted lo sabría), tome su pc con software pirata, abra su procesador de textos hurtado, coloque uno de sus cd truchos de música, relájese y tome nota; eso si, ni piense en decirme y ¿usted acaso no lo hace? , ya que estaría calumniándome, y no me profiera tampoco ningún insulto, ya que podría injuriarme, sírvase algo de tomar mientras lo escribe, de esa compra en el negocio de la esquina por la que no pidió factura, y cuando lo termine úselo de señalador en algún libro de su colección de best-seller fotocopiados, al otro día en el trabajo, levante el teléfono (obviamente no lo vaya a hacer sin el consentimiento de su empleador), y coméntelo con algún amigo, y si descubre que el hace lo mismo por favor no olvide denunciarlo, no sea cosa que crean que lo está encubriendo. Y luego cuando termine de sumar todas las penas que le corresponde por los delitos que comete a diario, camine derecho a la comisaría y entréguese si es que alguien siquiera le toma la denuncia. Y hágale un favor a la sociedad, ni se le ocurra decir pero yo no maté a nadie, en su situación nadie lo haría, no sea obvio, trate de ser más original, intente encontrar la diferencia entre usted y usted mismo. Espero que crea en la reencarnación así puede pagar lo que le debe a la sociedad. Por último, si todo esto aún no lo convence de que para que el sistema penal fuera justo habría que meter al mundo dentro de una gran cárcel, piense que de los 304 artículos del Código Penal se redujesen a 15, todo seguiría igual, las cárceles seguirían con las mismas personas. Y si no me cree, como seguramente usted es de los que compra las publicaciones (de las que es costumbre leer en el día y no fotocopiar), y no de los que las junta para conseguir un pedazo de pan para no comer de la basura, si por una de esas casualidades está leyendo esto en un café, párese e intente "olvidarse de pagar" (pague por que esto no es apología del delito)y fíjese si lo procesan por estafa.

Saludos.-
GonzaloS, la verdad que el articulo es muy bueno, y sería realmente productivo que este tipo de reflexiones, conclusiones, etc, salgan en las publicaciones diarias, para que la gente que no esta interiorizada en como funciona realmente el derecho penal, logre entender que es injusto por naturaleza, y que no puede solucionar ningùn conflicto, sean estos sociales o particulares, porque solo contribuye a aumentar la violencia.
Creo tambièn que es necesario comenzar a comunicar la situación en la que "viven" (sobreviven) las personas que estan privadas de su libertad, y lo que es fundamental, lograr que cada uno de nosotros nos identifiquemos con ellos. Aunque claramente eso resulta practicamente imposible debido presisamente a la selectividad del sistema penal, que genera en el común de la poblacioón la creencia que sólo los que estan presos son los que cometen delitos.
Muy buen articulo. Luchemos por que el derecho deje de ser una cuestiòn de pocos, cuando todos entendamos realmente el funcionamiento de derecho en general y del derecho penal en particular, las cosas van a comenzar a cambiar.

Saludos

 #108052  por GonzaloS
 Lun, 18 Feb 2008, 21:50
Estimada Natalia: Me ha ruborizado :oops: sobre todo con lo de la expresión "la gente que no esta interiorizada en como funciona realmente el derecho penal".-
Yo la verdad que saber lo que se dice saber, no se, me lo contó un amigo de un amigo de un amigo, pero veo por su comentario que ando rumbeado :wink:
Bromas aparte, realmente es preocupante el tema de la situación del derecho penal actual (digo actual, porque para atrás ni mirar...), sobre todo en este capitalismo salvaje y tardío postmoderno y fordista que sobrevivimos los Argentinos.-
Lamentablente nos quedan unos cien años de cárceles y doscientos más cuando menos para encontrar una racionalidad punitiva alternativa al derecho penal actual tal y como está pensado.-
Algo de principio de oportunidad, algún progre intento de garantismo, la incorporación del delito de bagatela (aunque más no sea a nivel doctrinario, la caída de los paradigmas "re", rehabilitación, resociabilización, etc), intentan brindar un tibio dejo de esperanza para quienes creemos en la existencia de otro mundo como posible.-
Pero sabe que es lo que realmente más me preocupa? que veo, desde mi ámbito de operador del sistema, pero más aún desde el estudiante de grado, como el mercado reproduce a niveles exhorbitantes, las mismas lógicas de siempre...
Es duro ver como compañeros de clase (que adquirieron la misma impronta criminológica desde la universidad) a esta altura reproducen el discurso criminológico positivista de la derecha como si lo hubieran inventado... y los que es peor lo llevan a la práctica :cry:
A veces me pregunto si la universidad de derecho repensará algún día el nivel de responsabilidad social que le cabe...
Pero no, el capitalismo es así, el mercado quiere abogados capitalistas con discurso criminológico hegémonico calcado, el mercado eso obtiene.-
No obstante luchar cada día por un derecho penal "mejor" si es que quepa la vana expresión, sigo creyendo que el problema es de base, o repensamos las sociedades y nos acercamos a las playas del socialismo, o naufragamos en las islas del olvido como existencia.-
Fíjese Ud. lo paradigmático de la situación, quienes más defienden el sistema, son quienes menos beneficios van a obtener de el.-
Que un millonario me diga "al negro de mierda hay que matarlo", juro que lo entiendo (en la actualidad con tanta gente ni la esclavitud laboral es un bien de cambio...antes por lo menos en Roma al esclavo se lo cuidaba porque era caro :wink: ), ahora que la vecina doña chola, me reproduzca el discurso hegemónico, ya me genera cosita, vió... Evidentemente algo pasa...
Hay tanto control social formal, informal, operacional, violencia generada, hambre, competencia y plusvalía dando vuelta que puedo imaginarlo.-
Pero no quiero excederme con la contestación del post, porque después me dicen que escribo mucho, como bien dijo el amigo de mi amigo, saber de leyes sabe cualquiera (basta nomás pensar en el boletín oficial, o el principio de legalidad en este caso), pero saber derecho estimo pasa definitivamente por otro lado.-
Por ahí si prende la idea de ir debatiendo ideas, le continúo la referencia al porque creo la clase social media siente que es o va a hacer alta algún día, mas allá de la idiotez esa de las "clases", con la que irónicamente titulo el artículo....
Gracias por manifestar su interés y quedo enteramente a su disposición...
Por último, no me traería cigarrillos la próxima visita? es que la mano está dura vio..
Para que me ubique, soy ese, si, el "petisito" con "orejas en forma de asas", de "mentón prominente" y "faceta occipital media marcada".... :wink:
Saludos
 #112743  por jorgelance
 Lun, 25 Feb 2008, 00:28
Estimados:

Solo puedo dejar unas lineas, sin entrar a conversar temas con mayor profundidad por falta de tiempo.

Primeramente quiero aclarar que las doctrinas lombrosianas, cabe aclarar europeas de la ola positivista, ha sido abandonada junto con todas las doctrinas de esa epoca en todos los claustros universitarios.

mi formacion universitaria me permitio conocer el aspecto psiquiatrico de trastornos de la personalidad tales como la psicopatia. Se han llevado a cabo investigaciones y ensayos modelo en carceles intentando reinsertar y generar "sentimientos" en dichos individuos los cuales debido deficiencias y maltratos varios en su crecimiento son incapaces de sentir piedad, amor o caridad, entre otros. esta investigacion fracaso, ya que los psicopatas empeoraban: utilizaban sus nuevos conocimientos para manipular a sus victimas.

Es decir, es un tema ya aceptado ampliamente en la psiquiatria internacional y la ciencia criminologica que los psicopatas antisociales no son resocializables, es decir, no se recuperan. Los que se pueden recuperar son otras estructuras de la personalidad. Por otro lado, el tema de la droga ha aumentado ampliamente el crimen y la gravedad y violencia del mismo, segun multiples estudios. Y estos son solo algunos de los temas que se entrecruzan en la problematica criminal actual.

Es decir, el tema es mucho mas complejo que lo que se puede charlar, lamentablemente requiere medidas nacionales y mundiales no solo respecto a reprimir el delito o resocializar al delincuente, sino en aumentar las posibilidades del individuo, cambiar problemas conductuales graves de la sociedad argentina como una tendencia creciente a la destruccion de las instituciones y tendencia a romper las normas, entre otros.

 #112747  por GonzaloS
 Lun, 25 Feb 2008, 00:40
Hola: Realmente más que contento de ver aparecer un post que continúe con sabiduría la temática iniciada.
Lo de las doctrinas positivistas, resulta mas que cierto que no es un tema de actualidad en la criminología, en tal sentido, el texto refiere al positivismo no desde la criminología como perspectiva de cualquiera de las teorías criminológicas existentes, sino desde la sociología jurídica como percepción social.-
Con alguna impronta de "labelling aproach" o etiquetamiento, si se quiere.-
Cuando refiere a psicopatías, válgame Dios, que tiene que hacer el derecho penal ahí?
Me gustaría que me pase la investigación en cuestión.
Y ojalá pueda explayarse más en algún otro tema.
Gratamente sorprendido con su aporte.
Creo haber leído una publicación suya en un sitio de derecho penal online.
Refiérame si estoy equivocado.
Veo por la firma que tiene una sólida formación al respecto.
Eso sí, que en ningún claustro se enseña el postivismo criminológico, el interior no es la UBA lamentablemente.
Saludos

 #112763  por usuario
 Lun, 25 Feb 2008, 02:22
A los interesados en este tema les comento que actualmente se dicta la carrera de Criminologia en la Universidad de la Policia Federal.
Yo la curse en la UBA alla por el 82.Catedraticos de excelencia tales como Do Pico,Rodriquez Araya,Catuchi,Poggi,Tabella, Riu,Mitchel,Devoto, Laplaza y tantos otros.
Se obtiene una vision diferente del derecho penal. Mucho mas realista y completa.
Lamentablemente el Instituto de derecho penal y criminologia fue desmantelado.

Fueron mis compañeros el Dr Chagay juez de San Martin, el dr, Cattino Juez de Menores de San Martin, fallecido, Dr. Norberto Oyarbide Juez, Federal, Dra.Virginia Lourenco, Secretaria Tutelar, Dr.Etcharran, Juez correcional, fallecido,Dra. Angela Cury, Jefa de psicopatologia del Htal. de Vicente Lopez.La Dra Liliana Antuña, Asesoa del HSN.El Dr, Claudio Di Paola Derqui juez en Cap., Dra. Alicia Tonello, pofesional de primera,Dra Raquel Lafourcade Jueza de Menores , compañera de la UB durante toda la carrera y luego en la Lic...El dr. Eduado Garcia Barrrasa a quien elegiria como defensor sin ninguna duda.
Mario Ganora, por aquel entonces secretario de Strasera.
En fin tantos, y con los cuales siempre mantenemos contacto y nos reunimos a cenar.
Que epocas , por Dios!!!!!!
Que carrera que volveria a cursar!!!!!!!.

 #112800  por GonzaloS
 Lun, 25 Feb 2008, 08:53
usuario escribió:A los interesados en este tema les comento que actualmente se dicta la carrera de Criminologia en la Universidad de la Policia Federal.
Yo la curse en la UBA alla por el 82.Catedraticos de excelencia tales como Do Pico,Rodriquez Araya,Catuchi,Poggi,Tabella, Riu,Mitchel,Devoto, Laplaza y tantos otros.
Se obtiene una vision diferente del derecho penal. Mucho mas realista y completa.
Lamentablemente el Instituto de derecho penal y criminologia fue desmantelado.

Fueron mis compañeros el Dr Chagay juez de San Martin, el dr, Cattino Juez de Menores de San Martin, fallecido, Dr. Norberto Oyarbide Juez, Federal, Dra.Virginia Lourenco, Secretaria Tutelar, Dr.Etcharran, Juez correcional, fallecido,Dra. Angela Cury, Jefa de psicopatologia del Htal. de Vicente Lopez.La Dra Liliana Antuña, Asesoa del HSN.El Dr, Claudio Di Paola Derqui juez en Cap., Dra. Alicia Tonello, pofesional de primera,Dra Raquel Lafourcade Jueza de Menores , compañera de la UB durante toda la carrera y luego en la Lic...El dr. Eduado Garcia Barrrasa a quien elegiria como defensor sin ninguna duda.
Mario Ganora, por aquel entonces secretario de Strasera.
En fin tantos, y con los cuales siempre mantenemos contacto y nos reunimos a cenar.
Que epocas , por Dios!!!!!!
Que carrera que volveria a cursar!!!!!!!.
K envidia. :cry: :D

 #112948  por jorgelance
 Lun, 25 Feb 2008, 12:03
Estimado:

Lamentablemente me veo imposibilitada de dar opiniones por este medio.

Respecto a la psicopatia y el derecho penal, estan ampliamente relacionadas. Se calcula que alrededor del 5 % de la poblacion padece este trastorno y la existe una amplia mayoria de los delicnuentes peligrosos que padecen del mismo. Robledo Puch, por nombrar uno de ellos, presentaba muchas caracteristicas y conductas descriptas.

La imposibilidad de resociabilizarlo y su peligrosidad hacia el resto de la sociedad hace que la prision sea la unica alternativa.

 #112953  por jorgelance
 Lun, 25 Feb 2008, 12:05
.
Creo haber leído una publicación suya en un sitio de derecho penal online.
Refiérame si estoy equivocado.

Es posible, actualmente tengo varios libros y notas proximas a publicarse

 #112982  por jorgelance
 Lun, 25 Feb 2008, 12:35
GonzaloS escribió:Cuando refiere a psicopatías, válgame Dios, que tiene que hacer el derecho penal ahí?
Me gustaría que me pase la investigación en cuestión.
Te paso un link con uno de los investigadores.

http://www.elmundo.es/papel/2007/03/16/ ... 98505.html

como veras, representan el 15 % aproximadamente de la poblacion carcelaria.

saludos

 #114029  por N A T A L I A
 Mar, 26 Feb 2008, 17:06
GonzaloS escribió:Estimada Natalia: Me ha ruborizado :oops: sobre todo con lo de la expresión "la gente que no esta interiorizada en como funciona realmente el derecho penal".-
Yo la verdad que saber lo que se dice saber, no se, me lo contó un amigo de un amigo de un amigo, pero veo por su comentario que ando rumbeado :wink:
Bromas aparte, realmente es preocupante el tema de la situación del derecho penal actual (digo actual, porque para atrás ni mirar...), sobre todo en este capitalismo salvaje y tardío postmoderno y fordista que sobrevivimos los Argentinos.-
Lamentablente nos quedan unos cien años de cárceles y doscientos más cuando menos para encontrar una racionalidad punitiva alternativa al derecho penal actual tal y como está pensado.-
Algo de principio de oportunidad, algún progre intento de garantismo, la incorporación del delito de bagatela (aunque más no sea a nivel doctrinario, la caída de los paradigmas "re", rehabilitación, resociabilización, etc), intentan brindar un tibio dejo de esperanza para quienes creemos en la existencia de otro mundo como posible.-
Pero sabe que es lo que realmente más me preocupa? que veo, desde mi ámbito de operador del sistema, pero más aún desde el estudiante de grado, como el mercado reproduce a niveles exhorbitantes, las mismas lógicas de siempre...
Es duro ver como compañeros de clase (que adquirieron la misma impronta criminológica desde la universidad) a esta altura reproducen el discurso criminológico positivista de la derecha como si lo hubieran inventado... y los que es peor lo llevan a la práctica :cry:
A veces me pregunto si la universidad de derecho repensará algún día el nivel de responsabilidad social que le cabe...
Pero no, el capitalismo es así, el mercado quiere abogados capitalistas con discurso criminológico hegémonico calcado, el mercado eso obtiene.-
No obstante luchar cada día por un derecho penal "mejor" si es que quepa la vana expresión, sigo creyendo que el problema es de base, o repensamos las sociedades y nos acercamos a las playas del socialismo, o naufragamos en las islas del olvido como existencia.-
Fíjese Ud. lo paradigmático de la situación, quienes más defienden el sistema, son quienes menos beneficios van a obtener de el.-
Que un millonario me diga "al negro de mierda hay que matarlo", juro que lo entiendo (en la actualidad con tanta gente ni la esclavitud laboral es un bien de cambio...antes por lo menos en Roma al esclavo se lo cuidaba porque era caro :wink: ), ahora que la vecina doña chola, me reproduzca el discurso hegemónico, ya me genera cosita, vió... Evidentemente algo pasa...
Hay tanto control social formal, informal, operacional, violencia generada, hambre, competencia y plusvalía dando vuelta que puedo imaginarlo.-
Pero no quiero excederme con la contestación del post, porque después me dicen que escribo mucho, como bien dijo el amigo de mi amigo, saber de leyes sabe cualquiera (basta nomás pensar en el boletín oficial, o el principio de legalidad en este caso), pero saber derecho estimo pasa definitivamente por otro lado.-
Por ahí si prende la idea de ir debatiendo ideas, le continúo la referencia al porque creo la clase social media siente que es o va a hacer alta algún día, mas allá de la idiotez esa de las "clases", con la que irónicamente titulo el artículo....
Gracias por manifestar su interés y quedo enteramente a su disposición...
Por último, no me traería cigarrillos la próxima visita? es que la mano está dura vio..
Para que me ubique, soy ese, si, el "petisito" con "orejas en forma de asas", de "mentón prominente" y "faceta occipital media marcada".... :wink:
Saludos
GonzaloS, la verdad que quede sorprendida (para bien) por su maravilloso sentido del humor...
Compatro enteramente sus comentarios. Se por profesores con los que tuve oportunidad de intercambiar algún tipo de dialogo interesante, que en las Universidades del Interior del Pais, la formación en cuanto al derecho penal, y a la cuestión criminológica en particular deja bastante que desear, y el positivismo crimilogico tiene casi casi más adeptos que detractores. Yo estudié en la UBA, me recibí hace apenas unos meses, y varios de mis compañeros, que compartían mi orientación (penal) realizaban comentarios que eran dignos del más minusioso analisis, ya que eran claramente reproducciones constantes de estereotipos, y de los más diversos. Era exactamente en ese momento, donde me preguntaba;: que pasa con la facultad pública? Cuales son los objetivos que debemos plantearnos de aca en adelante? Tanto poder tiene el "poder" que mediante las diversas herramientas que tiene a su alcance, le resulta tan facil alienar cabezas de seres que se suponen "pensantes"?
Yo tuve diversas experiencias en la facu, prefesores de todo tipo, la mayoria valian la pena, y me ensañaron a pensar más allá de los estereotipos... Creo que es fundamental involucrarse y difundir nuestras ideas. Casualmente comentaba con mis allegados que, ultimamente, al entablar cualquier dialogo, ocasional o no, en diversos ambitos, no pasaban más de tres oraciones antes de recibir, por parte de mi interlocutor, alguna frase xenófoba, racista, machista, clasista, y todos los "ista" que logre imaginarse. Todos ellos apuntaban a señalar al otro como culpable de los más diversos inconvenientes existentes en la sociedad...
Y no puedo dejar de comentarle (y confesarle) que, de alguna manera, todos ellos me hirieron.. Soy de las que creen que otro mundo es posible, y ese otro mundo que yo quiero no se basa en desigualdades, ni en "ellos" y "nosotros", se basa en la empatía, y en saber que siempre podemos pasar a ser ellos, todo depende de donde se mire...
Y se trata de un tema que va más allá del derecho penal y la Criminología.

Bueno, me deje llevar...
Saludos cordiales..

 #114252  por GonzaloS
 Mar, 26 Feb 2008, 20:50
Estimada Natalia: Veo con agrado que también comparta la preocupación por el rol de la universidad en la zoociedad actual.
Me hace sentir menos "raro" :wink: , ver que también advierte la reproducción de lógicas en los nuevos operadores del sistema.
Sigo diferiendo, con la amable e ilustrada opinión del Lic. preopinante.
Lamentablemente estimo que la vigencia a nivel social del positivismo es real.
Con respecto a la pregunta de:
¿Tanto poder tiene el "poder" que mediante las diversas herramientas que tiene a su alcance, le resulta tan facil alienar cabezas de seres que se suponen "pensantes"?
Varios factores conviven para que eso sea así, la lógica del sálvese quien pueda, la falta de lectura, de conciencia de clase, de solidaridad, de proyecto social, de identidad cultural, el "homo vidends", la simplificación del lenguaje, el fascismo ideologíco y muy por sobre todo el capitalismo.
Si me permite la "sugerencia" sólo para el caso de que la permita, resulta realmente impresionante la lectura del libro "La Cajita Infeliz de Eduardo Sartelli", un análisis marxista de la sociedad, resulta increíble la dosis de realidad que puede darse uno por tan solo unos pocos pesos.
Acá un link de su página www.razonyrevolucion.org
Continuando con el intercambio de opiniones, la "alienación" cultural, responde a una lógica bastante sencilla.
Es en definitiva, la estructura de clase.
En términos marxistas, muy a groso modo funciona así.
Acumula capital, vive de la plusvalía.
No tiene otra cosa que vender, vende su cuerpo al mercado.
(de hecho se le saca mas plusvalía a un Doctor en leyes que defiende una multinacional, por cuanto genera mas ganancia, que a un obrero "raso", como contrariamente se cree)
¿Por que digo todo esto?, para intentar llegar a la respuesta del porque el mercado siempre gana.
Allá lejos y hace tiempo, cuando Engels o Marx decían: Proletarios del mundo UNIOS, sabían a ciencia cierta que era la única forma.
Claro que en ese momento histórico era imposible.
(Recuérdese que el capital estaba hiper distribuído y concentrado)
Hoy el postulado marxista de "la dictadura del proletario" cobra a niveles exasperantes (para cuatro o cinco ricos...) vigencia.
ELLOS lo saben.
Hoy el capital está concentrado a nivel, mundial, todos padecemos las consecuencias de dicha concentración.
Mire en Argentina, por ejemplo 498 tipos lo tienen todo, los demás a sobrevivir
Y lo mismo pasa en todo en el mundo, En Taiwan un obrero trabaja todo el año produciendo zapatillas en una fábrica y la totalidad del peculio acumulado no le permite el acceso siquiera a uno.
Los mercados se van desplazando, pero se sigue concentrando la riqueza.
Lo que en términos marxistas significa posibilidad de revolución.
Y ELLOS, lo saben.
Dentro de no demasiado tiempo cincuenta tipo tendrán todas las riquezas, por lo que la toma de los medios de producción es una incipiente realidad.
¿Que vendra?, no se sabe, pero una alternativa al capitalismo eso sí es seguro.
Hoy el capital de Marx está siendo estudiado no por los comunistas, sino por los capitalistas, pasa que les viene resultado profético.
¿Pero y de donde surge la alienación entonces?
De que esto no lo inventamos ni Ud. ni yo, ¿que es lo contrario a la unión? la desunión.
Y ELLOS lo saben, y trabajan en consecuencia.
Entonces empieza el discurso de la fragmentación (recomiendo el texto la Fragmentación como Estrategia" de las gacetillas del centro de Binder).
Y aparecen los "trabajadores manuales" y "los intelectuales" los "sindicalistas" y "la voz del obrero", pero claro, siempre el problema es del gobierno, o del sindicato, o de las "putas" o de los "trabas" o de los "jubilados" de los "zurdos" de los "delincuentes" de "los militares" de los "pacifistas" de la "iglesia" de los "maestros" de los "jueces", en fin, ya sabe.
Cuando los sumamos a todos vemos que en definitiva el problema o es la sociedad completa o pasa por otro lado.
Y ahí aparece el poder referido, marcando diferencias, no Sr. pepito, ud trabaje, dele para adelante que algún día va a ser "vice - jefe del jerarca - del sector de ventas- a cargo de personal", que es en la práctica eso?
Cien pesos más y contención, diferencia con el de "abajo", lo mismo ocurre en todos lados, escribiente, auxiliar, jefe de despacho, maestre, gourmet, albañil oficial, en fin ya sabe.
¿La diferencia en la práctica? bien gracias.
Y así aparece la reproducción del discurso y la defensa de una clase a la que no se pertenece ni se va a pertenecer jamás: la de los ricos.
Mientras tanto (merced de la importación del american dream), cualquier tipo sigue pensando que puede ser presidente de la República.
Quizás alguno lo sea, los demás mientras tantos manejemos taxis para que otros duerman con almohadas de pluma.
Aún hoy falta mucho para la conciencia de clase.
ELLOS lo saben.
Fíjese como doña chola, cuando un piquetero corta una calle porque es a matar o morir dice: que barbaridad tiene derecho a protestar si, pero el vecino tambíen tiene derecho a trabajar. Claro, es cierto falta decir nada más que el derecho a la protesta es previo. (New York c/ Sullivan, Roberto Gargarella lo trata en Carta abierta sobre la intolerancia).
Que trabajar dignifica es una boludez.
Trabajamos para sobrevivir.
Otra cosa es que le guste estar ocupado a uno.
Tantos siglos y pensar que cada vez hay más tecnología y gastamos el doble de tiempo por el sustento.
En fin, me deliré, ya no sé ni de que hablaba, pero eso sí me enorgullezco de ver manejar un taxi a un compañero de facultad.
Quizás algún día se "salve" quizás no, son sus reglas, no las mías, al fin de cuentas porque debería de preocuparme, sin en definitiva ¿es el otro?, o no :wink:

Pd: Doña chola debe en el almacén.
Pd2.No pude releer el texto, impúteme los errores de estilo.
Pd3:Déjese llevar, venga a las playas del socialimo.
Saludos cordiales..

Otro día si le parece charlamos del capitalismo y las cárceles, para continuar con lo penal. :lol:

 #114287  por GonzaloS
 Mar, 26 Feb 2008, 21:41
jorgelance escribió:
GonzaloS escribió:Cuando refiere a psicopatías, válgame Dios, que tiene que hacer el derecho penal ahí?
Me gustaría que me pase la investigación en cuestión.
Te paso un link con uno de los investigadores.

http://www.elmundo.es/papel/2007/03/16/ ... 98505.html

como veras, representan el 15 % aproximadamente de la poblacion carcelaria.

saludos
Hola. Muchísimas gracias por el link.
Ví la gacetilla.
No obstante sigo interesado en compulsar la investigación in extenso, para saber epistemológicamente que criterio se utilizó, quien la dirigió, cual fue el método elegido, tamaño del muestreo, tiempo de la misma,
la hipótesis a comprobar y esas cosas.
Un 15%, igualmente no me parece significativo.
Ojalá puedas hacer un tiempo y postearla.
Gracias nuevamente.
Saludos y suerte.

 #114339  por N A T A L I A
 Mar, 26 Feb 2008, 22:49
"Que trabajar dignifica es una boludez.
Trabajamos para sobrevivir.
Otra cosa es que le guste estar ocupado a uno."

GonzaloS... comparto TOTALMENTE todos y cada uno de sus comentarios... Leeré con gusto cada uno de los textos que recomienda. Pero permitame confesarle (ojo, sin Padres Nuestros, ni Aves Marias, ya que no soy partidaria de NINGÚN tipo de castigo) que su reflexiòn en cuanto al trabajo, me permite llamarlo "alma gemela" ideológicamente hablando. Hace mucho que sostengo el mismo pensamiento, sin haber encontrado, hasta este momento, algún eco.
Hoy me voy a descansar con una sonrisa... :P

Saludos cordiales...

Naty
"No me salvo"

 #114348  por GonzaloS
 Mar, 26 Feb 2008, 23:13
[quote="N A T A L I A"]"Que trabajar dignifica es una boludez.
Trabajamos para sobrevivir.
Otra cosa es que le guste estar ocupado a uno."

GonzaloS... comparto TOTALMENTE todos y cada uno de sus comentarios... Leeré con gusto cada uno de los textos que recomienda. Pero permitame confesarle (ojo, sin Padres Nuestros, ni Aves Marias, ya que no soy partidaria de NINGÚN tipo de castigo) que su reflexiòn en cuanto al trabajo, me permite llamarlo "alma gemela" ideológicamente hablando. Hace mucho que sostengo el mismo pensamiento, sin haber encontrado, hasta este momento, algún eco.
Hoy me voy a descansar con una sonrisa... :P

Saludos cordiales...

Naty

:oops: :oops: :oops:
Yo también. :wink: