Portal de Abogados

Un Sitio de Ley 

  • Usucapion - allanamiento

  • De lectura libre.
    Para publicar un mensaje, regístrese gratuitamente.
De lectura libre.
Para publicar un mensaje, regístrese gratuitamente.
 #725865  por jimega
 Jue, 09 Jun 2011, 18:28
Hola a todos, tengo iniciada una usucapión en la cual la demandada es persona fallecida y los herederos de la misma estan de acuerdo con la demanda, no tienen inconvenientes en firmar nada, lo mejor seria que se allanen? o que se presenten a contestar demanda?. Si se allanan el escrito lo tiene que patrocinar otro abogado que no sea yo>?. Gracias
 #725871  por martinbraganti
 Jue, 09 Jun 2011, 18:38
En mi opinión lo ideal es que se allanen, con otro patrocinio. Y por si acaso que las partes firmen un documento donde pactan costas por su orden.
La otra es que no contesten la demanda, pero se te va todo mas largo.
Saludos.
 #725878  por Mordisco
 Jue, 09 Jun 2011, 19:03
En el proceso de usucapión la prueba adquiere una importancia trascendental, ya que en ningún supuesto el actor queda liberado de la carga de probar los hechos en que funda su pretensión, es él quien tiene la carga de probar el animus domini.

Aun cuando puede entenderse que no hay hechos controvertidos, porque el demandado se ha allanado a la demanda, o porque no la ha contestado, siempre corresponde que el juez reciba la causa a prueba.
Cierta jurisprudencia ha compartido en alguna medida- que:

“En el juicio de usucapión entra en juego el derecho de propiedad y sus modos de adquisición, el que interesa al orden público, por lo que, en principio, tanto el allanamiento como la confesión del demandado son insuficientes para dar por probado el animus domini del actor. Sin embargo, si la posesión del actor no deviene de un contrato encubierto, sino que inicialmente deriva de la convivencia familiar, y con el correr de los años ha demostrado mediante la ocupación pública y pacífica y el pago de los impuestos un emplazamiento que exterioriza el carácter de poseedor exclusivo, ante la inacción de los otros sucesores de los titulares registrales, el allanamiento viene a corroborar la existencia de un animus, se infiere inequívocamente de la actitud de los propios sucesores. Y la inferencia es legítima cuando la abdicación se corresponde con la actividad positiva, que como poseedor exclusivo, ha desplegado el actor respecto del bien. (Sumario N°16630 de la Base de Datos de la Secretaría de Jurisprudencia de la Cámara Civil - Boletín N°17/2005). ”PRECE José Alberto c/PRECE Nicolás Sabato s/PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA.- Magistrados: ZANNONI, HIGHTON DE NOLASCO, POSSE SAGUIER.- Sala F. - 18/06/2002 - Nro. Exp.: L.323123.

Pese al allanamiento, el órgano judicial debe dictar sentencia en su mérito; y aunque otorga elementos, el allanamiento no vincula al juez de modo necesario, con el alcance de que venga obligado a dictarla en el sentido de que ha de acordar lo que se pide en la demanda y tendrá que rechazarla no obstante, si hay ausencia de alguna de las condiciones de la acción o pretensión, o su objeto es indisponible. 2- En el juicio de usucapión se ve afectado el orden público como que está en juego el derecho de propiedad inmueble y su forma de transmisión, por lo que el allanamiento no adquiere la virtualidad decisoria que puede tener en otros procesos en los que se discuten derechos privados eminentemente subjetivos y patrimoniales, que por ello, no basta el allanamiento ni la rebeldía para la admisión de la demanda. 3- La prescripción adquisitiva de dominio es legal y no dependiente de la voluntad de los particulares. La adquisición se produce por la posesión continua, con los elementos característicos que marca la ley y por el plazo que la misma exige. La adquisición, por ende, surge de la ley cuando se dan las condiciones de su nacencia. La intervención judicial mediante el proceso de usucapión lleva a la comprobación de aquellas condiciones y, en su caso, al dictado de una sentencia meramente declarativa que da fehaciencia de tales antecedentes y logra la publicidad de la situación adquirida mediante la inscripción registral. De ahí que el allanamiento no puede nunca ir acompañado del cumplimiento de la pretensión, sino que la falta de controversia meramente facilita -debiéndose de todos modos producir la prueba- el dictado de una sentencia favorable. (Sumario N°15424 de la Base de Datos de la Secretaría de Jurisprudencia de la Cámara Civil - Boletín N°13/2003). ARNAUDO Fernando c/GENARO OLIVA(S/SUC. HERENCIA VACANTE)y otros s/PRESCRIPCION ADQUISITIVA.- Magistrados: HIGHTON DE NOLASCO, ZANNONI, POSSE SAGUIER.- Sala F.- 10/04/2003 Nro. Exp.: L.388517

“Sea cual fuere la actitud del demandado (allanamiento, silencio, etc.) en el proceso de prescripción adquisitiva es imprescindible la prueba fehaciente de los hechos en que se funda. Para que la usucapión produzca su efecto adquisitivo la ley exige actos posesorios, y para la procedencia de la acción declarativa es menester exigir la prueba de estos actos y no el reconocimiento (o silencio) del titular inscripto -que puede no ser el perjudicado directo- que se despoja de su derecho bajo la forma del allanamiento o el silencio, de modo que el poseedor accionante tiene en el proceso, junto a la carga de afirmación, la de la prueba, no sólo en razón de su particular interés sino del interés general comprometido. Los efectos que el allanamiento (o silencio) del demandado produce respecto de la prueba (acreditación de los hechos invocados en la demanda), sólo pueden admitirse en los casos en que el derecho cuya declaración o satisfacción se pretende, compromete únicamente los intereses privados de las partes en litigio, pero de ningún modo cuando la cuestión controvertida interesa al poder público o la sentencia puede afectar a terceros. Y este es, precisamente, el caso de la usucapión. Por un lado, porque todo régimen de los derechos reales interesa de manera directa o inmediata al orden público, especialmente tratándose del dominio, estructurado legalmente con criterio institucional (arts. 2.513 y 2.514 C.C.); y por otro, porque la sentencia -que puede llegar a adquirir la autoridad y eficacia de res judicata erga omnes, puede afectar los derechos de terceros (Conforme; Lapalma Bouvier, Néstor D. "El proceso de usucapión", páginas 152/153; Arean de Díaz de Vivar "Juicio de usucapión", página 259; Fenochietto - Arazi "Código Procesal Comentado", tomo III, página 641: CCCC Sala Ia., Tucumán, in re: "Paunero de Reyes, Antonia Adela s/Prescripción Adquisitiva", del 10/06/91). En conclusión: procede que en el presente caso la parte actora acredite los presupuestos de hecho a que hace referencia en la demanda, como así también todos los requisitos legales indispensables para la procedencia de la acción que pretende, sin que sea pertinente la aplicación de los arts. 299 inciso 2do. y 300 del C.P.C.C., de la manera realizada por el Inferior.” DRES.: GONZALEZ DE PONSSA - ROBINSON.-DUMIT JOSE LUIS s/PRESCRIPCION ADQUISITIVA, 28/11/1999, Sent. Nº478, Cámara civil y Comercial Común, Sala 2.-
Fuente: http://www.zapala.com/norpatagonia/08/a ... apion.html
 #725883  por jimega
 Jue, 09 Jun 2011, 19:17
Gracias Martin y Mordisco por su ayuda!!!. Presentaré el allanamiento a fin de no sacar cédulas para que contesten demanda y en el mismo escrito (otro di digo) solicitaré la apertura a prueba. Gracias nuevamente!!
 #725895  por Mordisco
 Jue, 09 Jun 2011, 19:28
No entendí algo muy bien, usted estaria patrocinando a las dos partes, actora y demandada????...
No solo los jueces son pasibles de penas por prevaricato. También los abogados. El CP argentino en el Cap. X 271. Será reprimido con multa de pesos dos mil quinientos ($2500) a pesos treinta mil ($30000) e inhabilitación especial de uno a seis años, el abogado o mandatario judicial que defendiere o representare partes contrarias en el mismo juicio, simultánea o sucesivamente o que de cualquier otro modo, perjudicare deliberadamente la causa que le estuviere confiada. (Según Ley 23479 y 24286)
 #726165  por martinbraganti
 Vie, 10 Jun 2011, 12:41
No estoy de acuerdo con la postura del colega mordisco, pues si en un juicio de usucapion común y corriente existe un acto interruptivo de la posesión, el actor pierde el juicio sin más. Entonces, si el propio demandado se allana y admite que la posesión nunca fue interrumpida, con qué argumento podrían rechazar la demanda?. Acaso podría haber connivencia entre las partes para defraudar a quién? Es un juicio entre el poseedor y el titular de dominio, no hay forma que la herencia quede vacante, por lo tanto no veo que sea una cuestión de orden público. A lo sumo, si alocadamente el juez rechazara la demanda no obstante el allanamiento, que los demandados le cedan al actor los derechos sucesorios y listo.
 #726215  por jimega
 Vie, 10 Jun 2011, 14:18
Mordisco, estoy patrocinando a la parte actora.

Los herederos de la demandada se presentarian con otro patrocinio letrado a fin de allanarse a la demana.
Saludos.
 #726386  por Mordisco
 Vie, 10 Jun 2011, 19:14
Su postura es acorde con una corriente jurisprudencial, yo transcribi la otra, si desea ampliar puede analizar la sig jurispruencia:

Tipo de Fallo: L Sala: F Expte. N1: F323123 Fecha: 18 06 02 Juez de Cámara: ZANNONI. PRECE, José Alberto c/ PRECE, Nicolás Sabato s/ PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA
TESTIMONIO: Prece, José Alberto c./ Prece, Nicolás Sabato. Sumarios: 1.- La ocupación y aun el pago de impuestos durante el periodo de la usucapión debe conjugarse con el hecho de que tal ocupación aparece inicialmente en un contexto que trasciende el mentado rem sibi habendi porque el actor, como heredero, quedó emplazado en cotitular del bien en el marco de la indivisión hereditaria con los efectos que le son propios, en especial, el que determina el art. tres mil cuatrocientos cuarenta y nueve. 2.- En el sub lite, la posesión del actor no deviene en modo alguno de un contrato encubierto sino que inicialmente deriva de la convivencia familiar que se remonta a la niñez, con su padre y algunos tíos. Y, con el correr de los años, ante la inacción de éstos y otros sucesores, el actor ha demostrado mediante la ocupación pública y pacífica y el pago de los impuestos que no ha intentado repetir contra aquellos en una parte proporcional un emplazamiento que exterioriza el carácter de poseedor exclusivo. 3.- El allanamiento de los demandados viene a corroborar la existencia del animus porque éste se infiere inequívocamente de la actitud de los propios sucesores que revelan su abdicación, en los hechos, de los derechos que en carácter de tales podrían haber ejercido y no ejercieron durante tantos años. La inferencia es legítima en el caso porque tal abdicación se corresponde, razonablemente, con la actividad positiva, que, como poseedor exclusivo, ha desplegado el actor respecto del bien. En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los dieciocho días del mes de junio de dos mil dos, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala F, para conocer en los autos del epígrafe, respecto de las cuestiones sometidas a su decisión a fin de determinar si es arreglada a derecho la sentencia apelada. Practicado el sorteo correspondiente, resultó el siguiente orden de votación: ZANNONI - HIGHTON DE NOLASCO - POSSE SAGUIER. A la cuestión propuesta el DOCTOR ZANNONI, dijo: 1. Vienen estos autos a estudio en razón de la apelación deducida por el actor, José Alberto Prece, contra la sentencia dictada a fs. Trescientos cincuenta y ocho a trescientos sesenta y uno vta. que desestimó la demanda de prescripción adquisitiva usucapión (art. Cuatro mil quince, Cód. Civil) deducida contra Nicolás Sabato (o Sabatino) Prece y Ana Civitelli respecto del inmueble de calle E. G. de esta Capital Federal. Los agravios del actor lucen a fs. Trescientos setenta y ocho/ trescientas ochenta y cuatro. 2. En razón del prefallecimiento, en mil novecientos cuarenta y ocho, de Nicolás Sábato (o Sabatino), abuelo del actor, la titularidad del dominio del bien, que fue adquirido por él en mil novecientos treinta y nueve, fue inscripta a nombre de sus ocho hijos y de la cónyuge supérstite, Ana Civitelli, que son quienes, aún, aparecen como titulares registrales de dominio (ver certificado agregado a fs. Trescientos tres vta.). Sucesivos fallecimientos comenzando por los de José Antonio Prece, en mil novecientos setenta y uno y de Ana Civitelli en mil novecientos setenta y dos , han multiplicado con posterioridad los sucesores en el dominio. El actor, y sus hermanas Blanca Beatriz y Stella Maris Prece, son nietos de Nicolás Prece y Ana Civitelli y ostentan vocación hereditaria tanto como herederos de su padre, Alberto Américo, como por representación de éste y a causa de su prefallecimiento, en la sucesión de sus tíos José Antonio, Juan y María Cármen Prece (hermanos del padre). Los sucesores que sobreviven en la actualidad o bien se han allanado a la demanda o no han comparecido a la causa, no obstante estar debidamente notificados de la citación. 3. El Señor Juez a quo desestimó la demanda considerando que, no obstante las pruebas arrimadas por el actor y los allanamientos existentes en la causa, no habría quedado suficientemente acreditada la realización, por parte del actor, de actos que revelen un comportamiento de dueño exclusivo de la cosa (menciona, a título ejemplificativo, la realización de actos de administración que revelen en forma inequívoca que se poseía en forma exclusiva desde hacía más de veinte años a la fecha de promoción de la demanda). Añade el sentenciante que como el actor comparte una indivisión hereditaria debería haber probado que poseyó para sí y con exclusión de los demás, lo que no queda revelado por el solo hecho de haber pagado impuestos o servicios puesto que ello bien pudo hacerlo como administrador de la sucesión, sin intervertir su título. 4. Es cierto que el accionante sería titular de una porción ideal del inmueble por ser coheredero, con otros familiares, de sus ascendientes y colaterales, respecto de los cuales se mantiene la indivisión hereditaria. Señala el magistrado de la anterior instancia que, por mediar indivisión hereditaria, resultaría de aplicación lo establecido en los arts. Tres mil cuatrocientos sesenta/sesenta y uno del Cód. Civil, que declara en principio imprescriptible la acción de partición hereditaria mientras de hecho continúe la indivisión, salvo cuando ella ha cesado de hecho porque el heredero obrando como único propietario haya intervertido su título, poseyendo la cosa de una manera exclusiva (no como sucesor) y haya mantenido esa posesión durante el plazo de la usucapión, es decir veinte años (art. Cuatro mil quince, citado|). 5. El aquí actor ha acompañado comprobantes de pago de las tasas municipales de alumbrado, barrido y limpieza (A.B.L.) que gravan el inmueble de a partir de mil novecientos setenta y cinco (ver fs. Ciento diecinueve/ciento cuarenta y cuatro). Asimismo acreditó el pago de servicios eléctricos desde seis, de gas desde mil novecientos setenta y siete y agua corriente desde mil novecientos setenta y seis.- Desde 1995 hay facturación de servicio telefónico a nombre de su cónyuge. Además, Prece ha agregado facturas a su nombre y/o indicando la dirección del inmueble por compra de materiales de construcción y artefactos realizadas entre mil novecientos noventa y tres y mil novecientos noventa y siete que, según afirma, prueban la introducción de mejoras en el inmueble. Finalmente cabe destacar que no ha sido controvertido en autos que el actor vivió en el inmueble desde su infancia, inicialmente con su padre y algunos tíos, que ha seguido viviendo allí hasta la fecha, y que, desde mil novecientos setenta y nueve, lo hace con su esposa y más tarde con los hijos de ambos. 6. Establece el art. dos mil trescientos ochenta y cuatro, Cód. Civil que deben reputarse como actos posesorios de cosas inmuebles, su cultura, percepción de frutos, su deslinde, la construcción o reparación que en ellas se haga y, en general, su ocupación, de cualquier modo que se tenga. Es verdad que la ocupación para usucapir debe serlo animus domini porque de lo contrario se trata de una mera tenencia que reconoce en otro, u otros, el derecho de propiedad. El art. veintucuatro, inc. c de la ley catorce mil ciento cincuenta y nueve, modificado por el decreto ley cinco mil setecientos cincuenta y seis/cincuenta y ocho establece que en el juicio de usucapión "será especialmente considerado el pago, por parte del poseedor, de impuestos o tasas que gravan el inmueble aunque los recibos no figuren a nombre de quien invoca la posesión". Ha señalado al respecto la Sala G de esta Cámara que si bien el pago de impuestos del inmueble no constituye un acto posesorio propiamente dicho, es, sí, una exteriorización del animus rem sibi habendi (CNCivil, Sala G, veintucuatro de febrero de mil novecientos ochenta y ocho, "ED", 129 296). La Sala D lo ha reputado como un "insuperable elemento objetivo de convicción" (CNCivil, Sala D, cinco de abril de mil novecientos ochenta y nueve, "LL", 1989 E 3!). 7. Por cierto que, como lo señala el Señor Juez a quo en el presente caso, la ocupación y aun el pago de impuestos durante el periodo de la usucapión debe conjugarse con el hecho de que tal ocupación aparece inicialmente en un contexto que trasciende el mentado rem sibi habendi porque el actor, como heredero, quedó emplazado en cotitular del bien en el marco de la indivisión hereditaria con los efectos que le son propios, en especial, el que determina el art. tres mil cuatrocientos cuarenta y nueve. La interversión del título, en razón de lo que establece la norma que acabo de citar, exige que el coheredero haya exteriorizado la voluntad de poseer sólo para sí dado que de otra manera su posesión representará la de sus coherederos (Lambois, Susana, en Bueres Higton, "Código Civil comentado", t. sexto, comentario al art. tres mil cuatrocientos sesenta, p. 450, § 1!). 8. Es en este punto que, creo, los allanamientos de los restantes coherederos, o sus sucesores, adquieren especial relevancia. No paso por alto que, como lo señala el Juez de grado, en principio, el allanamiento por sí sólo o la confesión del o de los demandados en este caso, además, sucesores de los originales titulares del dominio son insuficientes para dar por probado el animus domini del actor. Esta insuficiencia deriva de la circunstancia de que en el juicio de usucapión entra en juego el derecho de propiedad y sus modos de adquisición, que interesa el orden público, ante el temor de inferir grave afrenta al régimen legal si se diera a la conformidad del demandado el valor de plena prueba (en cuanto pudiese encubrir actos de transmisión que soslayan actos escriturarios y el consiguiente pago de impuestos). Teme el magistrado de grado que se utilizara a la justicia para avalar una estafa procesal en fraude a la ley. fallo seleccionado, editado y publicado por Argentina Jurídica, en fecha veintinueve de julio de dos mil dos todos los derechos reservados. Creo que en el presente caso, tales peligros no existen porque es evidente que la posesión del actor no deviene en modo alguno de un contrato encubierto sino que inicialmente deriva de la convivencia familiar que se remonta a la niñez, con su padre y algunos tíos. Y, con el correr de los años, ante la inacción de éstos y otros sucesores, el actor ha demostrado mediante la ocupación pública y pacífica y el pago de los impuestos que no ha intentado repetir contra aquéllos en una parte proporcional un emplazamiento que exterioriza el carácter de poseedor exclusivo. Como anticipé, el allanamiento viene a corroborar la existencia del animus porque éste se infiere inequívocamente de la actitud de los propios sucesores que revelan su abdicación, en los hechos, de los derechos que en carácter de tales podrían haber ejercido y no ejercieron durante tantos años. La inferencia es legítima en el caso porque tal abdicación se corresponde, razonablemente, con la actividad positiva, que, como poseedor exclusivo, ha desplegado el actor respecto del bien. 9. Por estos fundamentos voto por la negativa y propongo a mis colegas que la sentencia en recurso sea revocada haciéndose lugar a la demanda y declarando en consecuencia que ha operado a favor del actor la adquisición del inmueble de calle E. G. de esta Capital Federal, en virtud de la posesión veinteañal del bien, prevista por el art. cuatro mil quince del Código Civil. Si mi criterio fuere compartido deberá oportunamente oficiarse al Registro de la Propiedad Inmueble a fin de que tome razón en la matrícula respectiva del dominio así adquirido, debiéndose cancelar simultáneamente la inscripción a favor de los anteriores titulares. 10. Las costas de ambas instancias se impondrán en el orden causado, dado que han existido allanamientos oportunos y no ha mediado controversia (art. setenta, inc. 1º del CPCC).- Por análogas razones a las aducidas por el vocal preopinante, los DOCTORES HIGHTON DE NOLASCO y POSSE SAGUIER votaron en el mismo sentido a la cuestión propuesta. Con lo que terminó el acto. EDUARDO A. ZANNONI - ELENA I. HIGHTON DE NOLASCO - FERNANDO POSSE SAGUIER
 #726749  por jimega
 Sab, 11 Jun 2011, 21:34
Mordisco, yo patrocino al actor, pero éste NO es heredero del titular del inmueble.
La demandada falleció, y por ella, queda un hijo y sobrinos, yo pensaba es hacerle firmar a estas personas (con otro patrocinio) un escrito en el cual se notifican de la demanda y se allanan a la misma. Te parece bien?

Ellos estan conforme con esto, ya que el bien no les interesa porque en verdad habia sido vendido a mi cliente pero este nunca escrituró.

Espero respuesta. Gracias!!
 #727012  por Mordisco
 Dom, 12 Jun 2011, 19:44
jimega escribió:Mordisco, yo patrocino al actor, pero éste NO es heredero del titular del inmueble.
La demandada falleció, y por ella, queda un hijo y sobrinos, yo pensaba es hacerle firmar a estas personas (con otro patrocinio) un escrito en el cual se notifican de la demanda y se allanan a la misma. Te parece bien?

Ellos estan conforme con esto, ya que el bien no les interesa porque en verdad habia sido vendido a mi cliente pero este nunca escrituró.

Espero respuesta. Gracias!!
Perfecto, conforme art 2355, los sucesores del vendedor, reconocerían la calidad de comprador y poseedor de buena fé de su cliente
 #727244  por jimega
 Lun, 13 Jun 2011, 12:29
Bien, gracias Mordisco, me fue muy util todo lo que ma has dicho!!.
 #1189497  por Matinacastria
 Lun, 04 Dic 2017, 13:19
Buenas tardes,
Soy estudiante de derecho y hoy llego a mi casa dirigida a mi padre una cédula con un caso idéntico al tuyo. Mi padre ni siquiera sabía que era heredero de la demandada fallecida a la que se le reclama la escrituracion. Coincido en que la mejor opción es allanarse, pero mi pregunta es, puedo hacer el escrito yo misma y presentarlo al juzgado sin Patrocinio letrado? O si o si mi padre tiene que contratar un abogado para allanarse?