SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

De lectura libre.
Para publicar un mensaje, regístrese gratuitamente.

SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Sponsor

Sponsor
 

SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Notapor Amorina » Sab, 01 May 2010, 14:24

Tengo una sentencia (firme) que hace lugar a una demanda y condena a pagar las diferencias de haberes de acuerdo a los parámetros de la pericia practicada en las actuaciones con más intereses y costas desde que cada suma fue debida y hasta su pago, y también dice que la demanda prospera por diez mil pesos (maso), suma que, dice, calculó de acuerdo a esa pericia. Ahora bien, tengo el siguiente problemita: de acuerdo a la pericia, el capital adeudado asciende al doble del monto que había dicho el juez (y yo me comí pedir la aclaratoria y la sentencia, reitero, está firme). Lo cierto es que está firme lo de los 10.000 $ pero también está firme que las diferencias deben calcularse de acuerdo a la pericia (o sea el doble) y que a cada suma hay que agregarle los intereses desde que cada suma fue debida. O sea, la misma sentencia firme condena a 2 cosas diferentes. Problema: la liquidación.
"Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros."
Avatar de Usuario
Amorina
Miembro
 
Mensajes: 1039
Registrado: Vie, 26 Jun 2009, 18:29
Ubicación: Chubut

SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Sponsor

Sponsor
 

Re: SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Notapor abogado1987 » Dom, 02 May 2010, 09:21

Amorina, igualmente solicitaría aclaratoria ...
pues ... "La liquidación judicial de una deuda no es sino el reflejo numérico de las resoluciones firmes que obran en la causa, en cuanto ellas determinan el valor económico de las cuestiones sometidas a proceso (CNCiv., sala K, marzo 26-993, LL 1993-p, 283).
Imagen
abogado1987
Miembro
 
Mensajes: 6511
Registrado: Mar, 06 Nov 2007, 16:43

Re: SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Notapor Amorina » Mié, 07 Jul 2010, 22:11

Para conocimiento de quien me respondió en su momento, les cuento que, una vez que presenté la liquidación conforme las pautas que había determinado el perito, la otra parte se opuso manifestando que la sentencia se encontraba firme por cuanto condenaba al pago de una suma determinada distinta a la por mi calculada. En primera instancia le dieron razón a la otra parte. Apelé, y este es el maravilloso resultado :) :D :
-- Trelew, de julio del año dos mil diez.-------------------------------------------------------
--- VISTO: El recurso de apelación interpuesto a fs. 332, contra la sentencia interlocutoria obrante a fs. 330 y vta., concedido a fs. 333, es fundado con el memorial de agravios obrante a fs. 334/336vta., corrido traslado a la contraria a fs. 337, lo contesta a fs. 339/340.---------------------------------------------------------------------------------------
--- Y CONSIDERANDO: ------------------------------------------------------------------------------------
--- I.- A fs. 330 y vta. el juez de grado hace lugar a la impugnación efectuada por la demandada respecto de la liquidación practicada a fs. 314, y dispone que se practique una nueva liquidación con las pautas rectoras indicadas en los considerandos respectivos. Para así decidir considera que en la sentencia definitiva de fs. 257/260, se hizo lugar a la demanda y se condenó a la demandada a abonar a la actora la suma de $ 10.068,58, con más los intereses que cobra el Banco del Chubut S.A. en sus operaciones ordinarias de descuentos -tasa activa- desde que cada suma es debida hasta su efectivo pago. Añade que la actora no toma en cuenta el capital de condena a los efectos de practicar liquidación sino que efectúa la misma calculando importes parciales cuya sumatoria no coincide con el capital de condena.----------------------------------- II.- La actora a fs. 334/336vta. funda sus agravios señalando que la sentencia condena a abonar la suma de $ 10.068,59 con más los intereses calculados en la forma dispuesta en el considerando respectivo, y que dicho considerando indica que el Sentenciante de grado para determinar el monto por el cual prospera la demanda, decidió tomar en cuenta la liquidación efectuada por el perito designado en autos cuya pericia no fue objeto de observación por las partes y establece que en consecuencia la demanda prospera por la suma de $ 10.068,59. Añade que la sentencia condena a dos cosas diferentes, al pago de la suma de $ 10.068,58, habiendo quedado firme pero en la misma pieza señala que para determinar el monto de la condena el Juez se basó en una pericia contable obrante a fs. 196/203 y en base a la cual deben liquidarse los intereses desde que cada suma fuera debida y hasta su efectivo pago, parte de la sentencia que también se encuentra firme. Reconoce que no detectó el error de cálculo cometido por el Juez al momento de determinar el monto de condena, pero aduce que no menos cierto es que siendo la sentencia una unidad lógica y jurídica, la remisión que se hace a la pericial contable efectuada por el sentenciante para arribar a la condena, ubica a la misma con el mismo carácter de firme que adquirió la suma erróneamente calculada. Añade que no se trata de considerar que la actora omitió la aclaratoria de la sentencia en el momento oportuno, encontrándose precluída la instancia, sino de evaluar que el conflicto derivado de esta contradicción persiste y debe corregirse en esta etapa de ejecución de la sentencia. Se agravia especialmente de que el juez haya basado su sentencia interlocutoria únicamente en la firmeza de la suma contenida en la sentencia definitiva omitiendo que también se encuentra firme en cuanto a la remisión a la pericial contable. Afirma que de no revocarse la sentencia interlocutoria no existirá mecanismo matemático ni jurídicamente adecuado para efectuar la liquidación de las diferencias de haberes reconocidas y de sus intereses desde que cada uno fue debida y hasta su efectivo pago. Se interroga sobre el método a utilizar para efectuar la liquidación de la suma de condena, como se aplicarán los intereses, cuál ha a de ser la fecha de inicio de su cómputo. Puntualiza que la liquidación fue practicada teniendo en cuenta los parámetros indicados por el Juez en la sentencia Nro. 7/2009, el procedimiento utilizado no fue cuestionado por la demandada, quien sólo argumentó que la liquidación no es correcta por cuanto difería el monto de condena. Resalta que el juez de grado no ha evaluado si la liquidación se ajusta a los parámetros de la sentencia en cuanto a la forma de determinar las diferencias salariales adeudadas. Cita jurisprudencia de la Corte Suprema en su apoyo. ------------------------------------------------------ Asimismo se agravia la actora por la imposición de costas, sostiene que si bien es cierto que por imperio del principio objetivo de la derrota su parte resultó vencida, no menos cierto es que el juez debiera haber considerado la existencia de razones suficientes como para aplicar la excepción a ese principio, por cuanto se ha tenido motivo suficiente para litigar debiendo imponer las costas en el orden causado.--------------- III.- Al contestar la expresión de agravios el demandado sostiene que no es cierta la afirmación de la actora en relación a que de la pericial contable surgen diferencias salariales, sino que el experto contable precisó el salario que correspondía percibir a determinado funcionario en un determinado período. Señala que la sentencia no condena a pagar dos cosas distintas, como sostiene la quejosa, sino que la actora pretende que se condene a su parte a pagar un monto que no surge de la pericia contable, y que esta situación importa cambiar el criterio en base al cual se determinó el monto de condena, el que fue consentido por la actora. Aduce que no es un mero error material o de cálculo el monto de condena, pues tiene correlato con el considerando respectivo, el cual a su vez remite a la pericia contable. Resalta que en caso de modificarse el monto de condena, elemento esencial de la sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada, so pretexto de un error de cálculo echaría por tierra elementales principios que informan nuestro sistema, atentando contra la seguridad jurídica y lesionando derechos de raigambre constitucional que se encuentran en cabeza de su mandante. Cita jurisprudencia de la Corte Suprema y de otros tribunales en su apoyo.------------------------------------------------------------------------------------------------------- IV. A fs. 257/260, el Sentenciante de grado reconoce en la sentencia definitiva la procedencia de las diferencias salariales que reclama la actora en razón del convencimiento producido por las pruebas ofrecidas, -las que detalla-, señala que tomará en cuenta la liquidación efectuada por el perito contador designado, toda vez que no fue objeto de observación por las partes, y concluye que la demanda prospera por la suma de $ 10.068,58 con más intereses calculados conforme el considerando respectivo, el cual indica que los intereses serán los que cobra el Banco del Chubut S.A. en sus operaciones ordinarias de descuento de documentos desde que cada suma es debida hasta su efectivo pago. En el fallo expresa puntualmente que hace lugar a la demanda promovida por la Sra. Ana Rosa Manriquez contra la Municipalidad de Rawson por diferencias salariales y en el punto siguiente condena a la Municipalidad a abonar la suma de $ 10.068,58 con más intereses calculados en la forma dispuesta en el considerando respectivo.------------------------------------------------------------------------------------ Esta Sala al pronunciarse a fs. 303/309, confirma el decisorio de primera instancia -que fuera apelado por el demandado. Por ello la sentencia de primera instancia se encuentra firme y consentida habiendo adquirido carácter de cosa juzgada.-------------------- Pero al momento de ejecutar la condena la parte actora advierte que la suma por la cual se declaró que prosperaba la demanda, no representa el derecho reconocido en la sentencia definitiva, cuestión que no planteó oportunamente interponiendo recurso de aclaratoria.--------------------------------------------------------------------------------------------------------- Cabe entonces, en esta oportunidad decidir qué alcance cuantitativo ha de otorgarse al fallo definitivo con motivo de la discrepancia existente en el mismo que agravió a la actora en el modo que fue interpretado en la sentencia interlocutoria apelada.----------------- En tal contexto, es de señalar que la cosa juzgada plantea en primer término una cuestión formal que aparece en la fórmula clásica con arreglo a la cual los considerandos carecen de fuerza de cosa juzgada, la que reside en la parte dispositiva de la sentencia. Pero la cuestión formal ha de decidirse por la negativa, pues la cosa juzgada debe acompañar a la decisión acordada en la sentencia sin consideraciones al lugar del fallo en que se la encuentre. Sentado entonces que no es decisorio la distinción entre considerandos y parte dispositiva de la sentencia pues ambos integran una unidad lógica y jurídica, la cuestión esencial es determinar en el contenido del fallo -cualquiera sea su ubicación- a qué corresponde otorgar fuerza de cosa juzgada. Los juristas tradicionales han intentado mejorar la doctrina clásica afirmando que la cosa juzgada reside en “el último e inmediato resultado de la decisión”; “el bien efectivo o potencialmente reconocido por la sentencia”; “la decisión misma del juicio”, o “la sentencia como acto de voluntad”, y siguiendo la enseñanza de la escuela argentina el consistir de la sentencia es ser una norma individual. Por ello, con adecuación a la naturaleza del instituto el límite procesal de la cosa juzgada, se perfila por referencia al contenido de la norma jurídica individual según aparece enunciado como núcleo esencial de la sentencia, en la medida en que su constitución es legítimamente requerida para la solución del caso en litigio. (Conf. “La esencia de la cosa juzgada y otros ensayos – Teoría general del derecho-Colección Menor- Director Carlos Cossio” , Esteban Ymaz, Ed. Arayú-Buenos Aires,Pág. 70/71).-------------------------------------------------- En tal contexto, de una atenta lectura del fallo de primera instancia se desprende claramente que lo esencial del mismo es el reconocimiento de las diferencias salariales reclamadas por la actora, (punto I del fallo), por el período marzo de 1999 a julio de 2002 y enero a diciembre de 2003, derivadas de las sumas que percibió por la categoría 7-3 del escalafón y las correspondientes al cargo de Director conforme el Estatuto del Personal Municipal (ver fs. 79), y en consecuencia las sumas a las que se hizo acreedora son las diferencias resultantes de los cálculos a realizar entre los valores establecidos para cada categoría.--------------------------------------------------------------------------- Sin embargo, se advierte que la suma consignada en el fallo $ 10.068,58, responde a la sumatoria del haber mensual correspondiente a un mes y las cuotas de Sueldo Anual Complementario correspondientes a los años 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, (ver fs. 198vta.), en un todo de acuerdo con la afirmación de la demandada a fs. 339vta., segundo, tercer y cuarto párrafos de su contestación a los agravios de la actora. Es decir la suma indicada en el fallo no representa ninguna diferencia salarial y en consecuencia no es válida para que se reconozca el derecho de la actora únicamente hasta este límite. Entenderlo de otro modo resulta objetivamente contradictorio con los hechos de la causa, con el derecho y la equidad, desviando la solución del resultado justo al que naturalmente debió llegar pues se estaría tolerando que se generara o lesionara un derecho que sólo reconocería como causa el error permitiendo un enriquecimiento injusto del Municipio, a la vez que importa un apartamiento palmario a lo resuelto en la sentencia..--------------------------------------------------------------------------------
--- Por otra parte el art. 168, inc. a) del Anexo “A” Ley XIII, Nro. 5, (antes art. 166, inc. a) C.P.C.C.), establece que los errores puramente numéricos podrán ser corregidos aún durante el trámite de ejecución de sentencia. La jurisprudencia mayoritaria ha extendido dicha facultad a los errores de cálculo como acontece en el supuesto de autos.--------------- Es que, la modificación de un error de cálculo en la sentencia no importa violar el principio procesal de la cosa juzgada, pues lo contrario importaría amparar el predominio de una solución formal sobre la verdad sustancial a que atiende el pronunciamiento, pues sólo así se presta adecuado servicio a la justicia ( “Acuña, Edith Elizabeth c/ Cersósimo de Alvarez, Susana Beatriz s/ Daños y perjuicios" - CC0201 - LP 89115 RSD-195-98 S - 7-8-1998- elDial - W10C2E).--------------------------------------------------- Tiene dicho el más Alto Tribunal de la Nación, constituyendo por tanto derecho judicial vigente, que: a) es un principio jurídico incontestado en la legislación y en la doctrina, que no pueden subsistir en la sentencia un error aritmético o de cálculo, por el cual se genera o lesiona un derecho; b) dicho error material o cualquier otro que los magistrados advirtiesen al revisar las operaciones aritméticas utilizadas para determinar montos (capital, honorarios, etc.) deben ser corregidos aún de oficio; caso contrario incurrirían con la omisión en falta grave, pues estarían tolerando que se generara o lesionara un derecho que sólo reconocería como causa el error; c) una sentencia informada por vicios semejantes, "... lejos de preservar conspira y destruye la institución de la cosa juzgada, de inequívoca raigambre constitucional, pues aquella busca amparar, más que el texto del fallo, la solución real prevista en él; d) un pronunciamiento que deniegue corregir un mero defecto numérico (en el caso, se tomó como base del monto indemnizatorio una pericia que informaba un concepto distinto del reclamado en la demanda), alegando que no fue cuestionado por la parte afectada mediante la vía procesal oportuna (en el caso, aclaratoria), importa desconocer la unidad de las sentencias judiciales, amparar el predominio de una solución formal, apartarse de las circunstancias comprobadas de la causa y de la norma aplicable (C.P.N., artículo 166, inc.1°, in fine), con agravio de la garantía de la defensa en juicio consagrada por el art.18 de la Constitución Nacional (Cfr. "Naullím Juan Carlo vs. Orsese Cía. Argentina de Seguros s/Ord. Salarios Adeudados etc.", sentencia del 13/9/73. Fallos 286:291 y ss.; "Fisco Nacional c/ N.N. y/o Juan Pedro Varela", sentencia del 13/5/86, Fallos 308, Vol. I, páginas 755 y ss.). Una sentencia que tiene errores numéricos o de cálculo debe ser corregida en cualquier estado del juicio -porque un error de esa especie no puede elevarse al rango de fuente de derechos para unos y daños para otros-, sin que ello implique vulnerar derechos adquiridos (Corte Suprema, Fallos: 280:22; 284:402, etc.). Que, frente a circunstancias excepcionales como las señaladas, aferrarse a la cosa juzgada para amparar situaciones de irritante injusticia e ilegitimidad sustancial, que ocasionan un daño injusto e injustificado a una parte beneficiando indebida y antijurídicamente a otra, comportaría en el juez la renuncia consciente a la verdad, lo que es incompatible con el adecuado servicio a la justicia (Fallos: 304:1915). ---------------------------------------------------------------------------------------------- En el sub exámine, el quantum indemnizatorio establecido en el fallo, no responde a diferencias salariales sino que es el correspondiente al haber mensual y sueldo anual complementario de la categoría de Director del Escalafón del Personal Municipal por los períodos reclamados, y de insistir en reconocer dicha suma que no responde al concepto de diferencia salarial reconocido en la sentencia de marras, deviene imposible establecer el punto de partida para el cómputo de intereses sin provocar perjuicios a las partes.--------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Por lo expuesto entonces, han de acogerse los agravios de la apelante, y en consecuencia corresponde revocar el decisorio de fs. 330 y vta., debiendo en la instancia anterior practicarse nueva liquidación en la cual se consignará mes a mes lo percibido por la actora, lo que debió percibir según el informe contable de fs. 196/203 deducidos los descuentos de ley, establecer la diferencia y sobre cada monto resultante calcular intereses desde que cada suma es debida hasta su efectivo pago, conforme se dispuso en la sentencia definitiva obrante a fs. 257/260. --------------------------------------------- Ello así, en virtud de la garantía constitucional que reconoce el derecho a la tutela judicial efectiva (Art. 18 y 75, inc. 22, de la Constitución Nacional, además de los arts. 8º y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos), que comprende, el de obtener resoluciones judiciales fundadas en Derecho, como garantía frente a decisiones que supongan una aplicación arbitraria de la legalidad, resulten manifiestamente irrazonadas o irrazonables o incurran en un error patente, pues, en tal caso, la aplicación de la legalidad sería tan sólo una mera apariencia.--------------------------------------- Sin embargo, un error en una resolución judicial, entendido como consideración del Juzgador no acorde con la realidad, solo tiene relevancia constitucional en el contexto del derecho a la tutela judicial efectiva cuando presenta ciertas características. Ha de tratarse, de un error determinante de la decisión adoptada, atribuible al órgano judicial, predominantemente fáctico e inmediatamente verificable de forma incontrovertible a partir de las actuaciones judiciales, y que despliegue efectos negativos en la esfera del justiciable (Sentencia del Tribunal Constitucional Español Nro. 047/09 23-02-09).------------- IV. Costas: Con motivo de la revocatoria del decisorio de primera instancia que se propicia, deviene innecesario el tratamiento de los agravios de la actora respecto de la imposición de costas, correspondiendo adecuar las costas y honorarios conforme lo previsto por el art. 282, Anexo “A”, Ley XIII, Nro. 5 (antes art. 279 del C.P.C.C). En consecuencia, por aplicación del principio objetivo de la derrota las costas devengadas en la primera instancia se imponen a la demandada. Asimismo atento el pronunciamiento al que se arriba en esta instancia por idéntico fundamento legal, las costas se imponen a la demandada (Art. 69, Anexo “A”, Ley XIII, Nro. 5, antes art. 68 C.P.C.C.).----------------------------------------------------------------------------------------------------------- A los fines de la adecuación de la regulación de honorarios de primera instancia, se tendrá en cuenta que el proceso se encuadró en las normas legales que regulan el trámite para los incidentes, en mérito a la extensión, calidad y eficacia de la labor desarrollada y al resultado obtenido, se regularán los honorarios de la letrada apoderada del actor en el 2% del monto del proceso que surja de la liquidación a practicar (Arts. 5, 8, 39, 32 y conc. de la Ley XIII, Nro. 4, antes arts. 6, 9, 40 y 33 de la Ley 2200), y no se regulan honorarios a los letrados de la demandada de conformidad con lo dispuesto por el art. 2 de la ley de arancel.------------------------------------------------------- En relación a los honorarios por la actuación de los letrados en esta instancia, en mérito a la extensión, eficacia y resultado obtenido, se regulan los honorarios de la letrada apoderada de la actora en el 35% de los que se le hubieren regulado por esta incidencia en primera instancia (arts. 13 y conc. de la Ley XIII, Nro. 4 antes arts. 14 y conc. de la Ley 2200 y sus modificatorias), y no se regulan honorarios a los letrados de la demandada de conformidad con lo dispuesto por el art. 2 de la ley de arancel. ---------
--- En su mérito, la Sala "B" de la Cámara de Apelaciones con asiento en la ciudad de Trelew, RESUELVE :----------------------------------------------------------------------------------------
--- I. REVOCAR el decisorio de fs. 330yvta., debiendo en la instancia anterior practicarse nueva liquidación en la cual se consignará mes a mes lo percibido por la actora por los períodos reconocidos, lo que debió percibir según el informe contable de fs. 196/203 deducidos los descuentos de ley, establecer la diferencia y sobre cada monto resultante calcular intereses desde que cada suma es debida hasta su efectivo pago, conforme se dispuso en la sentencia definitiva obrante a fs. 257/260.-------------------- II.- ADECUAR las costas de primera instancia imponiéndoselas a la demandada (Art. 69, Anexo “A”, Ley XIII, Nro. 5, antes art. 68 C.P.C.C.)------------------------------------------------ III.- IMPONER las costas ante la Alzada a la demandada (Art. 69, Anexo “A”, Ley XIII, Nro. 5, antes art. 68 C.P.C.C.). ------------------------------------------------------------------------ IV.- ADECUAR los honorarios regulados en primera instancia, en mérito a la extensión calidad y eficacia de la labor desarrollada y al resultado obtenido de la Dra. Amorina Úrsula Testino, apoderada de la actora, en el 2% del monto del proceso que resulte de la liquidación ordenada en el punto I de este resolutorio (Arts. 5, 8, 39, 32 y conc. de la Ley XIII, Nro. 4, antes arts. 6, 9, 40 y 33 de la Ley 2200). No se regulan honorarios a los letrados de la demandada de conformidad con lo dispuesto por el art. 2 de la ley citada. --------------------------------------------------------------------------------------------------- V.- REGULAR los honorarios por la actuación en segunda instancia, en mérito a la extensión calidad y eficacia de la labor desarrollada y al resultado obtenido de la Dra. Amorina Úrsula Testino, apoderada de la actora, en un 35% de los que a su favor se hubieren regulado el punto anterior (arts. 13 y conc. de la Ley XIII, Nro. 4 antes arts. 14 y conc. de la Ley 2200 y sus modificatorias). No se regulan honorarios a los letrados de la demandada de conformidad con lo dispuesto por el art. 2 de la ley citada. ----------------
--- La presente se dicta por dos miembros del Tribunal, por licencia del Sr. Juez de Cámara Dr. Raúl Adrián Vergara (art. 7, Ley V – Nº 17, antes art. 8, Ley 1130, to. Ley 4550).-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--- Regístrese, notifíquese y devuélvase.---------------------------------------------------------------
"Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros."
Avatar de Usuario
Amorina
Miembro
 
Mensajes: 1039
Registrado: Vie, 26 Jun 2009, 18:29
Ubicación: Chubut

Re: SENTENCIA FIRME CONTRADICTORIA. LIQUIDACIÓN

Notapor abogado1987 » Jue, 08 Jul 2010, 15:17

sentencia sumamente esclarecedora ...
Imagen
abogado1987
Miembro
 
Mensajes: 6511
Registrado: Mar, 06 Nov 2007, 16:43


Volver a Derecho Civil - Comercial



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados

Untitled Document
 
 
 
 
Peritos Piscologos